Publicidad

Coronavirus

Baleares aprueba el cierre perimetral hasta el 12 de abril, pero permitirá la movilidad entre islas

El Gobierno balear ha acordado cerrar el archipiélago durante Semana Santa ante el repunte de contagios de coronavirus.

El Gobierno balear ha decretado el cierre perimetral de la comunidad hasta el 12 de abril, aunque sí permitirá la movilidad entre las islas a partir de este viernes y durante las vacaciones de Semana Santa.

Además, las autoridades han acordado el cierre del interior de la hostelería en las islas de Mallorca e Ibiza: los bares de hoteles deberán cerrar a las 17:00 horas y solo podrán atender hasta las 22:00 horas.

Las dos medidas tienen el objetivo de limitar la movilidad durante las vacaciones de Semana Santa para evitar el aumento de[[LINK:EXTERNO|||h durante las vacaciones de Semana Santa para evitar el aumento devariante británica y el repunte de casos en la comunidad.

La medida debe ser ratificada en un Consejo de Gobierno extraordinario este miércoles y entrará en vigor este próximo viernes 26 de marzo.

Cierre perimetral

El cierre perimetral implica que los ciudadanos sólo podrán moverse entre las islas por motivos que contempla el estado de alarma: la asistencia a centros sanitarios, el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales, o la asistencia a centros educativos, entre otros.

Datos del coronavirus en Baleares

Baleares cuenta con una de las menores incidencias del coronavirus en España: con 47 casos por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, las autoridades ya han advertido de un repunte de contagios de COVID-19 en los últimos días.

La consejera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha resumido así la situación epidemiológica en las islas: "Desde el punto de vista epidemiológico estamos mejor que otros sitios, pero no vamos por buen camino En España, hay un cambio de tendencia que puede augurar el inicio de la cuarta ola, que ya golpea varios países europeos".

La consejera ha advertido del incremento en la propagación del virus, sobre todo en Mallorca, aunque también en Menorca y Formentera.

Publicidad