Las fiestas de San Fermín 2019 ya están aquí y lo más cotizado a estas alturas son los balcones para ver los encierros. La mayoría están ya alquilados por un precio de unos 150 euros por persona. Muchos de ellos incluyen un pequeño desayuno mientras se disfruta del encierro.

Pamplona se convierte estos días en una pequeña Babilonia: su población se triplica. Los toros, por el momento, descansan en los corralillos y están listos para protagonizar los momentos que han hecho de esta fiesta un reclamo mundial.