Un autobús de la EMT de Valencia

Publicidad

PARA UNA BUENA CONVIVENCIA

El Ayuntamiento de Valencia prohibirá fumar en las paradas de autobús

El nuevo reglamento de la EMT permitirá además realizar paradas a demanda por cuestiones de seguridad para las mujeres y prohibirá la reproducción de música sin auricula

El Ayuntamiento de Valencia aprobará la próxima semana la prohibición de fumar en las paradas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la ciudad y comenzará a realizar paradas a demanda, por cuestiones de seguridad, para mujeres. Estas medidas se harán efectivas a partir de la aprobación definitiva del nuevo reglamento de la compañía, el lunes en la Comisión de Urbanismo y el jueves en el pleno ordinario de septiembre.

La normativa llega a su aprobación final tras más de un año de tramitación y aportaciones de la ciudadanía, de los grupos políticos municipales y de diferentes asociaciones y entidades de la ciudad.

El concejal de Movilidad Sostenible y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, que ha comentado que el reglamento actual de la compañía se aprobó en julio de 2005, ha explicado que era necesaria su adaptación a la realidad actual de la empresa pública dado que había "quedado obsoleto en varios aspectos".

El edil ha apuntado que entre los cambios recogerá los diferentes tipos de títulos que antes no estaban incluidos y mejorará "los derechos tanto de conductores y conductoras como de las personas usuarias". Grezzi ha valorado que después de meses de trabajo, "por fin, podemos tener el marco normativo que necesita la empresa pública y la ciudad". "Queremos hacer el mejor reglamento que pueda tener la Empresa Municipal de Transportes y que vaya en paralelo con la empresa moderna que tiene que ser el centro de la movilidad en nuestra ciudad", ha agregado el concejal.

"Buena convivencia"

El reglamento establece, en su artículo 16.4, que "queda prohibido tanto en el interior del autobús como en las paradas fumar", así como "consumir bebidas alcohólicas o drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas", según han indicado desde la EMT.

Igualmente, este apartado del nuevo reglamento prohíbe cualquier acto o actitud que sean "contrarios a la buena convivencia" como "escupir, pintar, pegar adhesivos, deteriorar los equipamientos de los vehículos y las paradas, arrojar al suelo o al exterior objetos, comida, restos o papeles.

Además, este artículo destaca que no está permitida "la reproducción de sonidos o música" por parte de personas usuarias de la Empresa Municipal de Transportes "que no vayan provistas de auriculares".

Por otro lado, el nuevo reglamento contempla la posibilidad de hacer peticiones de parada a demanda. Con este cambio, ha explicado el consistorio en un comunicado, se abre la posibilidad de que el autobús pueda parar en un lugar diferente a las paradas habituales por cuestiones de seguridad para las personas usuarias. La EMT deberá desarrollar una norma que regule el articulado del reglamento para hacer efectiva esta posibilidad.

"De manera más inmediata"

La idea es empezar con un proyecto piloto en las líneas nocturnas, al ser las que tienen "más demanda de este servicio" y con el fin de poder "actuar de manera más inmediata". "Como está ampliamente demostrado, las mujeres somos las principales usuarias del transporte público y, por tanto, las primeras beneficiarias de cualquier mejora que se realice en el servicio", ha apuntado la concejala de Igualdad, Lucía Beamud, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Beamud ha subrayado, asimismo, la "importancia" de esta medida por "demostrar la sensibilidad de la administración al valorar y atender una necesidad que percibimos especialmente las mujeres en determinadas situaciones". El nuevo reglamento de la EMT regula las paradas a demanda a través de su artículo 9.8, que indica establece "no abrir la puerta del autobús al pasaje fuera de las paradas, aunque soliciten el acceso o descenso del vehículo, excepto en los casos en que la persona conductora haya sido autorizada a abrir la fuera de la parada establecida por razones de seguridad".

Así, sostiene que "en los casos en los que esta circunstancia sea oficializada por la EMT para poder realizarse en una línea o grupo de líneas de manera continuada, esta autorización será comunicada a las personas que conducen el autobús y a las personas usuarias por todos los mecanismos de comunicación externos e internos existentes" en la compañía "y también por EMTV".

Publicidad