La nueva ordenanza sobre animales domésticos de Palma de Mallorca establecerá un máximo de tres mascotas por vivienda plurifamiliar y 5 en las unifamiliares. Además, será obligatorio sacar a pasear a los perros a pasear y diluir sus micciones con agua, además de recoger sus excrementos. Sin embargo, esta normativa no ha gustado a todos los vecinos:

El Consistorio creará la Oficina de Bienestar Animal que podrá extender bajo demanda formal a Cort el número de mascotas.

La concejala de Bienestar Animal del consistorio, Neus Truyol, ha explicado que esta normativa promueve "una tenencia de animales voluntaria y responsable", la reducción del abandono de animales y el fomento de la adopción, además de incrementar la cuantía de las sanciones".

Este proyecto recoge otras medidas como la obligación de esterilizar a los gatos que salgan a la vía pública, de los perros que vivan en fincas públicas y de los perros potencialmente peligrosos.