Curiosidades: Un avión Falcon en un patio de un centro educativo de Formación Profesional de Lugo

Publicidad

Galicia

Un avión Falcon en un patio de un centro educativo de Formación Profesional de Lugo

El Falcon 20 que transportó a cargos políticos desde los años setenta es hoy un lugar de prácticas para los alumnos del Centro de Formación Profesional As Mercedes de Lugo. Las Fuerzas Armadas han donado el avión al centro, que se convierte en el primero de toda España en contar con uno en sus instalaciones.

Su cometido fue trasladar en los años 70 a los políticos. Ahora son los alumnos del centro de Formación Profesional As Mercedes de Lugo, en Galicia, los que lo utlizan en su formación. Las Fuerzas Armadas han donado el avión. Se trata del primer centro de FP de España que cuenta con un avión en sus instalaciones.

Tiene 17 metros de largo, siete y medio cada una de sus alas, pesa 13 toneladas y es ahora un laboratorio para los alumnos de aeronáutica de este centro lucense. El avión que transportó a ministros, jefes de estado y cargos políticos dejó de funcionar hace 4 años, cuando el Estado se hizo con el Falcon actual. Desde entonces permanecía aparcado en la base aérea de Torreón de Ardoz en desuso y, por eso, el Ejército del Aire, anunció que lo donaría al CIFP As Mercedes en diciembre de 2020.

El traslado a Lugo fue una odisea

Comenzó entonces la odisea de transporte. Diez alumnos, junto con varios profesores, se desplazaron hasta Torreón para desmontar el avión con sus propias manos y lograr así hacerlo llegar a Lugo. Separaron el cuerpo, las alas y los timones superior e inferior. Cada elemento se cargó en diferentes camiones y, una semana después, llegaron a As Mercedes por carretera.

Los trabajadores de la base aérea quedaron sorprendidos con la rapidez de trabajo de los alumnos en el desmontaje de cada una de las piezas, “era un trabajo duro, pero teníamos tantas ganas de llevarlo a casa que por eso actuamos con tanta rapidez”, explica uno de los alumnos.

El aparato, que tiene una capacidad de 30 plazas y un valor de unos 4 millones de euros, ya “ha aterrizado” en el patio del centro, en donde servirá a partir de ahora de laboratorio para los alumnos.

Publicidad