Guardia Civil

Publicidad

EL PADRE FUE DETENIDO

Las autoridades portuguesas entregan a su madre a los tres menores de Jaén que fueron secuestrados por su padre

La mujer se ha desplazado hasta la ciudad de Faro para recogerlos junto con un equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil. Los niños, de 19 meses, cuatro y once años de edad, podrán estar de vuelta en Alcalá la Real a lo largo del día.

EuropaPress | Madrid
| 28.11.2017 13:58

Las autoridades portuguesas han entregado este martes a su madre los tres menores de Alcalá la Real (Jaén) que fueron sustraídos presuntamente por su progenitor. La mujer se ha desplazado hasta la ciudad de Faro para recogerlos junto con un equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil.

Así lo ha indicado el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil jiennense, el teniente coronel Luis Ortega, a preguntas de los periodistas sobre este caso, que se inició una vez que la mujer denunció el pasado día 20 haber sufrido malos tratos y que el hombre se había marchado con los menores sin su consentimiento tras una discusión.

Ortega ha explicado que la comisión de la Benemérita, con la madre, salió de madrugada camino de la referida ciudad del Algarve y ha sido a mediodía cuando ha tenido lugar la entrega física de los niños por parte de la Policía de Seguridad Pública del país vecino una vez ultimados los trámites necesarios.

"Nos ha costado esto unos pocos días poder tramitarlo. Ya está resuelto todo. Había algún problema con la documentación que se entregó, alguna equivocación o algún malentendido, pero todo resuelto", ha comentado el teniente coronel, quien ha añadido que los niños, de 19 meses y cuatro y once años de edad, podrán estar de vuelta en Alcalá la Real "a lo largo del día".

En cuanto al padre, que fue detenido el 22 de noviembre en Vila Real de Santo Antonio mientras realizaba compras en un supermercado en compañía de sus tres hijos, ha explicado que la autoridad judicial portuguesa correspondiente "tendrá que decidir qué es lo que hace con él".

En este sentido, ha recordado que hay una doble vertiente con respecto al hombre, que continúa retenido, en tanto en España se le atribuyen unos delitos, pero también debe responder en Portugal de las "armas de fuego totalmente ilegales" que portaba cuando se le arrestó.

De este modo, se debe determinar su situación jurídica y ver las penas que conlleven ese tipo de hechos en Portugal. "Si el juzgado decide ingresarlo en prisión y, posteriormente que se celebre allí un juicio por la cuestión de las armas, o puede haber una entrega temporal a nosotros o que allí cumpla la prisión y posteriormente la entrega se efectúa a nosotros", ha comentado.

El jefe de la Comandancia jiennense ha precisado que en España se le imputan los delitos de sustracción de menores y violencia hacia su pareja, aunque la investigación sigue abierta para tratar de aclarar, entre otras cosas, la procedencia de las armas y la importante cantidad de dinero que llevaba.

Publicidad