Sucedió el pasado 2 de enero. A primera hora de la tarde, el conductor del autobús entró en el interior del carril bus-vao de la A-6 por el intercambiador de Moncloa.

Esquivó la barrera de seguridad que cerraba la circulación y continuó la marcha en sentido contrario 11 kilómetros más.

En su recorrido, se cruzó al menos con 25 coches que consiguieron esquivarle y que no hubiera ningún accidente.

El conductor del autobús, de 42 años, dio negativo en los test de de alcohol y drogas.

Ahora se le está investigando por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.