Publicidad

Robos

Así robaba la 'banda de la mascarilla', a la que se le atribuyen 27 robos con fuerza en Galicia y Castilla y León

La Guardia Civil ha detenido a tres jóvenes como presuntos responsables de una treintena de robos con fuerza en establecimientos comerciales de Galicia y Castilla y León. A pesar de que utilizaban mascarillas para ocultar su rostro, los sospechosos fueron identificados gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Detenidos tres jóvenes veinteañeros, vecinos de la ciudad de Lugo, integrantes de un grupo criminal al que la Guardia Civil atribuye 27 robos con fuerza en localidades de Galicia y Castilla y León entre los meses de agosto y octubre del pasado año. La desarticulación de la banda fue posible una vez que los investigadores comprobaron que existía un nexo común en una treintena de robos en establecimientos comerciales de las provincias de Lugo, A Coruña y Zamora.

Los agentes constataron que los sospechosos sustraían turismos del mismo grupo automovilístico que, a los pocos minutos, eran utilizados para cometer los delitos. Una vez dentro de los locales, la banda no dudaba en emplear la fuerza para conseguir su objetivo principal: el dinero en efectivo existente en las máquinas tragaperras, registradoras y hasta décimos de lotería. Como se puede comprobar en las grabaciones de las cámaras de seguridad, además de capuchas los ladrones utilizaban mascarillas para dificultar su identificación.

Finalizado el golpe, los delincuentes abandonaban los vehículos con restos de rastrojos y tierra para evitar dejar en el interior del turismo cualquier resto de muestras biológicas. La Guardia Civil verificó además que en el salpicadero de los vehículos se había realizado un orificio con un objeto punzante para introducir un destornillador y poder efectuar el arranque.

La detención del grupo se activa una vez que los agentes confirman que su cabecilla, que se había trasladado a Francia, había regresado a la provincia de Lugo para asistir a un juicio por otros hechos delictivos que se le imputan. El operativo pudo recuperar los doce vehículos utilizados para cometer los robos. Se estima que los daños y efectos sustraídos ascienden a unos 100.000 euros.

Publicidad