Violencia de género

Así funciona el sistema VioGén para proteger a las mujeres amenazadas

El sistema VioGén tiene activados ahora mismo 74.656 casos de riesgo de violencia de género. Más de 600.000 mujeres han pasado por este sistema en sus más de 15 años de existencia.

Violencia de género

Violencia de género Pixabay

Publicidad

Hayat tenía 46 años. Es una de las tres mujeres asesinadas en España en lo que va de año presuntamente por su expareja. Ha ocurrido en el municipio tinerfeño de Adeje. El nombre de Hayat estaba en el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (VioGén). Pese a que ella no quiso seguir adelante con la denuncia contra su marido, un policía incluyó su nombre en ese fichero. Tenía una valoración de riesgo medio. Pero eso no impidió su muerte.

Como el de Hayat, ahora mismo hay 74.656 casos activos en el sistema VioGén. Son mujeres víctimas de presunta violencia de género sobre las que se establece un sistema de seguimiento, tanto sobre ellas como sobre sus agresores, porque se considera que existe algún riesgo para sus vidas. No hace falta que ellas pidan se incorporadas a ese archivo. Los funcionarios policiales lo hacen de forma automática cuando les toman declaración tras un episodio de violencia o amenazas. También están obligados a hacerlo de oficio al tener conocimiento de algún caso, aunque la víctima no acuda a denunciar. El agente incluye otros muchos datos en un cuestionario preestablecido. Un algoritmo define el nivel de riesgo en cada caso. El 20% de los agresores incluidos en VioGén tienen las las características de "agresores persistentes", según fuentes del Ministerio del Interior.

Nivel de riesgo "extremo"

El nivel más alto de riesgo es el "extremo". Eso implica una protección permanente de la mujer por parte de las fuerzas de seguridad. Dos agentes le acompañarán en todos sus movimientos. También, si se considera necesario, se vigilan las entradas y salidas de los hijos del colegio y se intenta controlar al agresor. De esos 74.656 casos registrados, ahora hay 12 de riesgo extremo.

Con un nivel de riesgo "alto", en los casos en los que el potencial agresor no esté localizado, se sugiere a la víctima su ingreso en un centro de acogida o, al menos, un cambio de domicilio. Los agentes realizan, en estas situaciones, controles frecuentes sobre la vivienda o su lugar de trabajo. Si su pareja o expareja está localizado, la policía realiza controles aleatorios sobre él.

Las medidas son más laxas en los casos en los que VioGén determine que el riesgo es medio o bajo, con controles aleatorios tanto sobre la víctima como sobre el posible agresor. El agente encargado de cada caso realiza también llamadas telefónicas a la víctima con cierta regularidad para conocer su situación y sus impresiones. Se intenta que sea siempre el mismo agente para aumentar el nivel de confianza de las mujeres amenazadas.

Salida de prisión

Al sistema no sólo tienen acceso policías, guardias civiles, mossos d'esquadra, ertzainas o policías forales. También funcionarios de prisiones. Ellos deben incluir la información relativa a la situación penitenciario del sospechoso si está en prisión. También, sobre todo, si va a salir de permiso o en libertad. Eso activa la maquinaria VioGén con posibles cambios en el nivel de riesgo de la posible víctima. Mientras ellos estén entre rejas, ellas pueden sentirse más seguras.

VioGén nació el 26 de julio de 2007 siendo ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba. Desde entonces más de 633.000 nombres de mujer han estado o están incluidos en ese fichero. Los casos analizados superan los 708.000 porque una misma mujer puede estar incluida por diferentes amenazas. Virginia T. G. tenía 50 años. Es una de las 49 víctimas mortales del pasado año. Fue asesinada en mayo presuntamente por su expareja. Su cadáver se encontró entre la vegetación del río Guadalquivir en Sevilla después de que él confesara el crimen. Virginia también estaba en el sistema VioGén aunque, en su caso, por una pareja anterior.

Publicidad