Nochevieja

Así se celebraron las cenas de Fin de Año en compañía del coronavirus

Los test de antígenos fueron la herramienta fundamental para poder tener una cena "libre" de coronavirus. Sin embargo, otros no tuvieron opción y la pasaron aislados.

Publicidad

Termina un año en el que el coronavirus ha ocupado todas las portadas y en la mayoría de casos, ha llegado incluso a estar presente durante la cena de Nochevieja, ya sea por las restricciones contra la enfermedad o por haber tenido que dar la bienvenida al nuevo año aislados tras haber resultado ser positivos.

Pero la festividad de Nochevieja, pese a todo, siempre supone una noche especial. Y ello conlleva que la cena, en las circunstancias que sean, también lo sea. "Estar confinado no quiere decir que no sea una noche especial y la cena tiene que acompañar. Voy a comer un poquito de cordero", explicaba una joven que ha tenido que dar la bienvenida al año desde su habitación.

Sin embargo, aunque la gran mayoría han resultado ser asintomáticos, para algunos sí que se les ha hecho cuesta arriba por haber padecido algunos de los síntomas más comunes del coronavirus: como la falta de gusto y olfato, tos e incluso fiebres altas, que han supuesto un impedimento para disfrutar de la noche en todo su esplendor, aunque fuese confinados.

Autotest para lograr una cena "libre de covid"


Durante estas festividades tan señaladas en el calendario, la venta de test de antígenos se ha disparado en todas las farmacias españolas.

Autotest que han sido la herramienta fundamental en muchos hogares para poder tener una cena "libre" de coronavirus. Sin embargo, otros no tuvieron opción y tras la obtención de un resultado positivo, la tuvieron que pasar aislados.

Ante esta situación, muchas familias decidieron colocarse a una puerta o llamada de distancia de los que tuvieron que pasar la cena aislados, apoyando la celebración solitaria.

Publicidad