Vivienda

Así es la casa sin pasillos con reducción de espacios que rompe con la distribución convencional

La casa Ronda, del estudio Hanghar y vivienda 'low cost', ha obtenido el premio 2021 del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Así es la casa sin pasillos con reducción de espacios que rompe con la distribución convencional

Hanghar Así es la casa sin pasillos con reducción de espacios que rompe con la distribución convencional

Publicidad

La casa Ronda, del novedoso estudio Hanghar, ha conseguido el premio 2021 del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. La vivienda propone unas instalaciones que se adaptan a un modo de vida cambiante. Se trata de una construcción original que no presenta ningún pasillo en su estructura.

El proyecto de casa Ronda del estudio Hanghar se basa en la renovación de un apartamento de 85 metros cuadrados en un edificio de los años 70 del centro de Madrid.

Según la descripción de Hanghar "la vivienda se plantea como un ejercicio de recursos limitados, en el que la reducción de soluciones espacia­les, materiales y tecnológicas permita la máxima flexibilidad de comportamien­to. Ante la constante situación de in­certidumbre de nuestra sociedad, ésta se concibe como un sistema abierto e indefinido capaz de servir como fondo de escena de quien la habita. Un sistema propositivo, no definitivo"

Sin pasillos y con dormitorio reducido

Todas las estancias de la vivienda son de dimensiones rectangulares y se concatena con el resto de habitaciones a través de unas aperturas centrales de gran tamaño. No existen los pasillos en la casa Ronda. "Esta­blece una continuidad visual que ampli­fica el proyecto al tiempo que diluye los límites de uso que en él ocurren" apuntan desde el proyecto.

La vivienda "brinda al habitante la posibilidad de uso más allá de las reglas de las convenciones impulsadas por el mercado". "La vivienda rompe con las distribuciones espaciales convencionales.a resolución material del proyecto es directa y reducida. El suelo, de resina epoxi, diluye la sensación de escala en el espacio, al tiempo que el techo, tosco y cavernoso, se presenta como un ornamento cuasi barroco resultado de la imprecisión del yeso proyectado. El área de cocinado, cubierta de espejos, simplemente desaparece", concluyen desde Hanghar.

Publicidad