Niñas desaparecidas en Tenerife

Así avanza la investigación de las niñas de Tenerife, más registros en la casa de Tomás Gimeno y nueva hipótesis

Los investigadores no descartan que Tomás Gimeno lanzara el móvil al mar y hubiera emprendido la huida. El buque Ángeles Alvariño continúa las labores de búsqueda de Anna y el padre de las niñas de Tenerife.

Así avanza la investigación de las niñas de Tenerife, más registros en la casa de Tomás Gimeno y nueva hipótesis

Publicidad

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado los medios necesarios para seguir buscando a Tomás Gimeno y su hija Anna, de un año, una vez que el buque Ángeles Alvariño abandone la búsqueda. Han pasado más de 50 días desde que desaparecieron. El cadáver de Olivia fue localizado en el fondo del mar el 11 de junio. Así avanza la investigación del caso de las niñas desaparecidas en Tenerife y la búsqueda de Anna y su padre.

Así avanza la investigación

La Guardia Civil no descarta la posibilidad de que Tomás Gimeno, el padre de las dos niñas de Tenerife Anna y Olivia, hubiera lanzado su móvil al mar y después hubiera emprendido la huída. Es una de las últimas novedades de la investigación en el caso de las niñas de Tenerife.

El sonar y el robot del Ángeles Alvariño buscan en un área situada frente a Las Caletillas y Barranco Hondo, siguiendo el rastro que dejó el móvil del padre hasta que perdió definitivamente la conexión ya en la madrugada del 28 de abril.

El ministro del Interior ha asegurado que el buque oceanográfico Ángeles Alvariño continuará la búsqueda unos días más pero que una vez finalice su trabajo, la Guardia Civil dispondrá de soluciones tecnológicas que permitan sustituir al buque en las labores de búsqueda. Desde la Delegación de Gobierno insisten en que no hay fecha para que el buque oceanográfico deje la isla.

El nuevo robot

"Comanche" era la nueva opción para buscar a Anna y Tomás Gimeno pero el robot de Salvamento Marítimo no cuenta con la tecnología necesaria para alcanzar las profundidades en las que presuntamente podrían hallarse los cuerpos.

Mientras, el buque Ángeles Alvariño prosigue con los barridos del fondo marino en la zona más al sur. Los equipos siguen buscando lejos de la costa, donde probablemente se perdiera la señal del móvil del padre de las niñas de Tenerife.

Más registros en la casa de Tomás

Los investigadores han regresado a la casa de Tomás Gimeno. La Guardia Civil buscaría otros fármacos que el padre hubiera podido usar para envenenar a las niñas y matarlas. Se trata del sexto registro en el domicilio del padre. No se han hallado restos de sedantes o calmantes.

El registro forma parte de la reconstrucción que los agentes hacen de las horas anteriores al momento en el que presuntamente Tomás Gimeno acabó en su casa con la vida de sus hijas. La Guardia civil trata de comprobar si las pudo haber intoxicado, un extremo pendiente de confirmar por los resultados definitivos de la autopsia realizada al cadáver de Olivia.

Según el informe preliminar, la causa de su fallecimiento fue un edema pulmonar agudo. La vivienda de Tomás Gimeno ha sido objeto de diferentes registros, en varios de los cuales intervinieron dos perros expertos en la detección de restos biológicos, sin que hallaran pruebas concluyentes.

Después, Tomás Gimeno se habría dirigido a puerto para embarcarse. La Guardia Civil cree que hay más posibilidades de hallar a Tomás que a Anna ya que descartan que el cuerpo de la pequeña llegase a tanta profundidad.

Una de las bolsas de deporte que los investigadores encontraron lastradas por el ancla del barco de Tomás estaba rota y dentro no había nada. En la otra bolsa, se encontró el cuerpo de Olivia, la mayor de las dos niñas de Tenerife.