Tiroteo Madrid

El asesino de Villaverde disparó cuatro balazos a bocajarro y sin mediar palabra por un posible ajuste entre bandas latinas

Se cree que el homicida pertenece a los 'Dominican Don't Play' y la víctima a los 'Trinitarios', pero su entorno lo desmiente.

Publicidad

Ha ocurrido esta noche en Madrid, en Villaverde. William, un chico de 15 años, ha muerto en un tiroteo y otro de 21 años está herido grave. Al parecer, las dos víctimas estaban sentadas en el banco de un parque cuando una persona se les acercó y, sin mediar palabra, les disparó a bocajarro. La Policíalo investiga como un nuevo enfrentamiento entre bandas juveniles.

El asaltante disparó cuatro veces

Ambos se encontraban sentados en un banco de un parque de Villaverde cuando se vieron sorprendidos por un asaltante que les disparó a bocajarro hasta en cuatro ocasiones. Los equipos de emergencia se encontraron al menor, que vivía cerca de la zona, en estado de parada cardiorrespiratoria y no pudieron hacer nada por salvarle la vida.

"Hemos realizado maniobras de resucitación cardiopulmonar durante 35 minutos y sólo hemos podido confirmar el fallecimiento", explica Paloma Rey, portavoz de Samur-Protección Civil Madrid. Sin embargo, el otro joven, que recibió una bala que atravesó el abdomen y salió por la zona lumbar, sí que fue estabilizado y llevado al hospital 12 de Octubre. En principio, recibirá el alta en breve.

En la zona del crimen, los vecinos están poniendo velas en recuerdo del niño. Todos están completamente conmocionados. "Está muy mal", expresan, lamentando un suceso que no saben cómo se ha llegado a producir. "Era un niño tranquilo", asegura Ramón, abuelo del fallecido.

Posible ajuste de cuentas entre bandas de Villaverde

Del criminal, poco se sabe, pero la Policía ya se ha puesto manos a la obra para localizarle. "Llevaba una capucha y una sudadera bastante difícil de identificar", afirma Mercedes González, delegada del Gobierno de Madrid. Se cree que pertenece a los 'Dominican Don't Play' y el menor a los 'Trinitarios', pero su entorno lo desmiente.

"Espero que en las próximas horas haya resultados de la investigación policial. Todo apunta una venganza. La víctima estaría señalada por alguna cuestión que espero que en breve podamos dilucidar. El chaval estaba marcado y es evidente porque el asesinato es a bocajarro", ha manifestado. Se están revisando las cámaras de seguridad de la zona y de las estaciones de Metro cercanas.

Plan antibandas en Madrid

En ese distrito se ha registrado mucho movimiento de ambos grupos, y llama especialmente la atención el uso de la pistola. "Lo que les caracteriza es el uso de machetes y navajas", ha dicho González, en relación a la peculiaridad del uso de un arma de fuego. También está prevista una reunión entre el comisario de Usera-Villaverde y el director de seguridad ciudadana de esos distritos para incrementar la presencia policial.

El pasado año se detuvieron a 1.400 jóvenes relacionados con estas bandas. Se estima a que haya en torno a 550 personas que pertenecen a estas bandas juveniles. El año pasado, dio comienzo un plan antibandas estructural para desmontar todos estos grupos, aunque la delegada matiza que, hasta que no se acabe con ellos, estos sucesos son "absolutamente incontrolables", ya que "no pueden preverse".

En este sentido, González ha mandado un mensaje de tranquilidad y ha asegurado que las bandas juveniles se están empequeñeciendo. "Creo que dentro de nuestras posibilidades se les están cercando y acogotando pero desgraciadamente lo ocurrido anoche no hemos podido evitarlo", ha lamentado.

Publicidad

Entrega de los premios Ponle freno

El Senado acoge la entrega de los Premios Ponle Freno, una edición marcada por un nombre: Dámaso Guillén

Un año más el Senado ha acogido la entrega de los Premios Ponle Freno, la mayor plataforma social por la seguridad vial de Atresmedia junto a su socio estratégico, la Fundación AXA. Unos prestigiosos galardones que llevan ya más de 15 años de historia reconociendo la labor de personas y entidades para reducir las víctimas de tráfico en nuestras carreteras.

Uno de los españoles criogenizados

Max Oliver, el hijo de uno de los cinco españoles criogenizados: "Cuando se reanime le haremos un resumen de estos años"

Se trata de conservar su cuerpo a menos 196 grados con la esperanza de que un día la ciencia les devuelva a la vida. Como aquí no es legal, sus cuerpos están repartidos por el mundo.