Uno de los presuntos asesinos del concejal de Llanes, Javier Ardines,, ha confesado en su declaración ante el juez que le pagaron 25.000 euros a repartir entre los dos autores materiales, según el contenido del sumario del caso, avanzado por El Español.

Los sicarios vigilaron el recorrido del condejal y descubrieron unas vallas que retiraba cada mañana cuando salía de su casa. Usaron esas mismas vallas para tenderle una trampa, de de tal manera que las colocaron a lo largo de la carretera y se escondieron tras la vegetación.

Así planificaron el crimen

Desde que en diciembre de 2017 Pedro descubriera, grabando a escondidas una conversación, la supuesta infidelidad de su mujer Katia con Javier ardines, el ahora supuesto autor intelectual del crimen, cayó en una espiral de celos y rabia. En su teléfono, los agentes encuentran mensajes a su mujer.

En sus dispositivos electrónicos, los investigadores descubren decenas de búsquedas en páginas web de espionaje. Pero es en el registro de su casa donde los agentes hallan 16 billetes de 100 euros y más de 200 de 50. Para los investigadores, la demostración de que tenía dinero en efectivo más que suficiente para pagar a los sicarios.

También te puede interesar

La carta de la familia de Javier Ardines, el concejal de IU asesinado: "Esperemos que paguen por el daño causado"

"Sólo quería darle un susto, no encargué que lo mataran", la confesión del presunto autor intelectual del concejal de Llanes