La víctima falleció la pasada madrugada en su propio domicilio al ser tiroteado por tres individuos, según declaró su pareja a la Guardia Civil. En las proximidades de la vivienda ha sido hallada una gran plantación de marihuana.

El suceso se produjo a las 2.30 horas, momento en el que la pareja de la víctima alertaba al Centro de Coordinación de Emergencias de que su compañero se encontraba gravemente herido al haber sido disparado. Cuando llegaron los servicios de emergencias el hombre ya había fallecido.

Según declaró la mujer a la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación, tres individuos abrieron la puerta de la casa y dispararon a bocajarro al hombre, de 37 años de edad y vecino de una pedanía de la localidad murciana de Mula.

La guardia Civil investiga ahora si los asaltantes pretendían robar en el domicilio o si el caso pudiera tener relación con un posible ajuste de cuentas.

Los asaltantes siguen en paradero desconocido.