El juicio contra Ana Julia Quezada por la muerte del niño Gabriel Cruz ha comenzado este lunes en la Audiencia Provincial de Almería. Un jurado popular debe dirimir la culpabilidad o no de esta mujer de 48 años por asesinar al hijo de su pareja, de ocho años, y de ocultar su cuerpo sin vida durante 13 días.

A las 12:00 de la mañana de este lunes se ha constituido el jurado popular, compuesto por 7 mujeres y 2 hombres. La llegada de Ana Julia a la Audiencia Provincial de Almería ha permitido que veamos una nueva imagen de la acusada: con vestimenta formal y el pelo liso.

En esta primera sesión, Ana Julia ha escuchado la intervención de los abogados entre sollozos. La acusación particular de los padres de Gabriel la acusa de asesinato y de un delito contra la integridad moral por daños psicológicos a la familia.

Del mismo modo, la fiscal ha asegurado que Gabriel Cruz "no tuvo opción alguna de salir con vida de aquella finca" de Rodalquilar, en Níjar (Almería), a la que fue en coche con su presunta asesina.

"Yo tengo la convicción jurídica de que Ana Julia Quezada cometió un delito de asesinato y otro de lesiones sobre los padres del menor", ha trasladado a los integrantes del jurado, a quienes advirtió de que oirán un "audio que les va a impactar por las expresiones usadas por la acusada" cuando trasladaba el cuerpo sin vida de Gabriel.

La defensa de Ana Julia alega que fue un accidente. Se espera que ella repita este martes lo que ya dijo tras su detención. Repetirá que Gabriel le insultó, le tapó la boca para que se callara y sin querer le asfixió.

Un total de 42 agentes de Policía Nacional velarán por la seguridad hasta el día 18, fecha en la que está previsto que el jurado popular se retire a deliberar.

La declaración de los padres, prevista para este martes, se celebrará a puerta cerrada, una medida que se extiende a la declaración de la abuela paterna de Gabriel y una prima del niño, así como a la prueba pericial forense que está señalada para el día 16 de septiembre.