Este miércoles se cumple un año de la desaparición y asesinato del pequeño Gabriel Cruz en Las Hortichuelas (Almería). El menor fue visto por última vez cuando salía de casa de su abuela. En un primer momento se barajaron todas las hipótesis durante 13 días de intensa investigación que finalmente se saldaron con la detención de Ana Julia Quezada, pareja del padre del niño.

La Guardia Civil siguió a la mujer cuando conducía su vehículo con el cadáver del niño en el maletero hasta detenerla en el municipio almeriense de Vícar.

Ángel y Patricia, padres del niño, describen este periodo como un "tiempo largo y doloroso" en un comunicado. Esta previsto que hoy los padres del pequeño participen en un acto de recuerdo a su hijo.

El ex ministro de Interior, José Ignacio Zoido, recuerda con cariño la actitud de la madre y del padre de Gabriel durante todo el proceso y reconoce que ha sido uno de los momentos más difíciles como ministro y de su vida pública.

Zoido ha destacado "la serenidad con la que llevaba esa madre el dolor" y como "nunca perdió los papeles" simplemente pedía que "se hiciera justicia".