Animales

Los animales salvajes se acercan cada vez más a las zonas urbanas de las ciudades

En el último año, muchas especies han recolonizado los espacios urbanos y cada vez es más frecuente toparse con osos merodeando en los contenedores de basura o cruzarse con otras especies en plena calle.

Publicidad

¿Te imaginas salir a sacar la basura y encontrarte un oso merodeando en ella? Es precisamente lo que les ha ocurrido a los vecinos de Villablino, en León. El animal se había acercado hasta la zona urbana del municipio en busca de comida. Pero no es la primera vez que han visto a osos a dos palmos de sus casas, ni la única especie. Durante el confinamiento, y especialmente en este último año, han paseado por las calles de nuestras ciudades muchos animales que hasta ahora creíamos que eran salvajes.

Hay quien dice que lo hacen por necesidad, otros por falta de experiencia porque son crías…pero lo que es seguro es que imágenes como las que compartimos en el vídeo de esta noticia, cada vez se repiten más. "Durante los últimos 30 años, el oso se ha convertido en un animal que se ha dejado de perseguir, por tanto, sus hábitos también han cambiado", asegura el concejal de medio ambiente de Villablino, Ángel Gutiérrez.

Desde pavos reales hasta ciervos cruzando las calles

Parece que ahora los osos tienen menos miedo a los humanos y lo que para nosotros es basura para ellos es manjar. Muchas especies han vuelto a las zonas que antes habían sido suyas. Vemos jabalíes en plena carretera o pavos reales en las aceras. Incluso ciervos que esperan pacientes a poder cruzar los pasos de cebra ante la mirada atónita de los conductores.

Ellos suelen asustarse más que nosotros al vernos, pero a veces puede no ser así y cuando se trata de fieras, como lo son los osos, mejor tratarlos con respeto. La Guardia Civil aconseja que en estos casos no se corra al ver al animal junto a nosotros. Ellos podrían entender nuestra presencia como una amenaza y correr más que nosotros.

Y es que aunque siempre fue necesario respetar lo salvaje, a partir de ahora tendremos que aprender hacerlo en la misma puerta de nuestras casas.

Publicidad