Volcán La Palma

Así trabaja el 'cazavolcanes' que grabó las imágenes de la boca del volcán de La Palma: "Usé un dron al que no le afecta la ceniza"

Andriu, piloto que grabó las imágenes de la boca del volcán de La Palma: "Este tipo de dron es mucho más rápido y permite meterse en la ceniza sin que le afecte".

En resumen

Publicidad

Este jueves Antena 3 Noticias difundió en exclusiva unas imágenes nunca grabadas de un volcán, una secuencia realizada con un dron especial que sobrevoló la boca del volcán de La Palma y mostró como erupciona esta bestia de la naturaleza en la isla de Canarias.

Andriu es el piloto que dirigió ese dron por encima del volcán de Cumbre Vieja, logrando unas imágenes impactantes y nunca antes vistas de la erupción de un volcán. El propio Andriu ha sido entrevista por Manu Sánchez en las Noticias de la mañana de Antena 3.

La primera pregunta era obligada y no era otra que saber cómo se logró grabar la espectacular secuencia de la boca del volcán de La Palma.

"Estos drones son totalmente diferentes a los que se han utilizado anteriormente en el volcán. Son mucho más rápidos y pueden meterse en la ceniza sin que le afecte tanto porque van a tanta velocidad que sobrepasan la ceniza y van más rápido que ella. Es muy increíble y además puede hacer todo tipo de volteretas e incluso picados, como podemos ver en las imágenes", explica Andriu.

"Con el primer (dron) hicimos varios vuelos de 4 minutos y al final cayó. Volamos unos 15 minutos. No me gusta la palabra kamikaze, pero sí, se trataba de lograr la imagen más espectacular y era un riesgo asumido", explicó Andriu tras perder el dron en el espectacular vuelo sobre la boca del volcán de Cumbre Vieja.

"No creo que nunca se hubieran capturado esas imágenes antes"

El propio Andriu, que se define como "un 'cazavolcanes', se ha mostrado muy satisfecho por las imágenes que lograron grabar del volcán de La Palma.

"La verdad es que ha sido increíble. No creo que nunca se hubieran capturado esas imágenes antes", ha reconocido Andriu.

El piloto del dron, que cuesta unos 800 euros, no ha querido desvelar su identidad y ha explicado la razón.

"Pusieron una zona de exclusión y tuvimos que acercarnos bastante. No queremos hacer mucho hincapié en nuestra identidad. No cometimos ningún delito. Nos acercamos a unos 2 kilómetros de la boca del volcán. Era a través de un camino que hay bordeando la carretera. No había ningún impedimento, pero no nos podíamos acercar tanto", ha reconocido Andriu.

Andriu ha explicado que ahora ya se encuentra en Islandia, donde pretenden lograr nuevas imágenes de otro volcán y ha reconocido que están pendientes de la erupción del volcán Etna, en Sicilia.

Publicidad