120.00

Publicidad

Coronavirus

El análisis de las aguas residuales puede predecir posibles rebrotes de coronavirus

El material genético relacionado con el coronavirus se encuentra en mayor medida en los residuos que se depositan en los lodos, no en el agua. Tomar muestras y hacer seguimiento de este indicador puede ayudar a predecir un rebrote de coronavirus antes, incluso, de que los test clínicos realizados a la población lo determine. Así lo dice un estudio de la Universidad de Santiago de Compostela.

En resumen
  • El estudio ha analizado la concentración de restos del coronavirus en los restos de aguas residuales
  • Concluye que el análisis de los lodos puede ayudar a predecir un rebrote de coronavirus
  • La Universidad de Santiago de Compostela avala el estudio

Las depuradoras podrían erigirse en sistemas de alerta temprana para advertir de un pico de contagios o de un posible rebrote del coronavirus en función del grado de concentración de la carga viral detectadas. Pero ¿dónde se aglutinan las partículas del coronavirus?

El primer estudio que ha ofrecido una respuesta a esta pregunta sobre concentración del virus en residuos orgánicos enel agua ha sido realizado por investigadores gallegos en la Universidad de Santiago de Compostela. El proceso ha consistido en realizar una investigación en la depuradora de aguas de Ourense, aunque lo ampliarán a otras localidades gallegas. La calidad del agua y los restos encontrados, permiten tomar medidas preventivas ante el coronavirus.

Restos del coronavirus en los lodos

El material genético del coronavirus se concentra en su mayor parte no en el efluente del agua, sino en el espesador de los lodos, donde también permanece durante más tiempo. Y este es, precisamente, el punto que propone el grupo de investigadores para realizar los análisis que permitan seguir la evolución de coronavirus y tomar muestras de este indicador.

"Sabíamos que el virus se podía encontrar en aguas residuales. Pensamos que donde más sólidos iban a haber es donde encontraríamos más restos del virus. Ésta fue nuestra hipótesis. Tomamos muestras y fue lo que conseguimos comprobar", afirma Miguel Mauricio, investigador de la USC. En los resultados destaca que en los sólidos había mayor carga del virus, "en concreto en donde el sólido está espesado". En su opinión, estos análisis de los lodos permitirán anticiparse antes de que los test clínicos detecten un brote o rebrote de coronavirus.

"El objetivo es prever un rebrote porque la carga genética aparece en las heces días antes de que aparezcan los síntomas", afirma Juan Lema, coordinador del estudio en la USC. Estas mediciones permitirían estar preparados ante algún rebrote del coronavirus en otoño, y en caso de no tener vacuna, sería una herramienta más preventiva.

Según sus análisis y cálculos de este estudio, amparado por la Universidad de Santiago de Compostela, creen que el resurgimiento del coronavirus podría preverse con una semana de antelación.

Publicidad