El teniente instructor ha concretado el dispositivo que lleva a la detención de Ana Julia Quezada. Ha contado que había un compañero con una cámara y pudo fotografiar " como llega... abre el maletero, coge una manta, vuelve a la piscina y ahí vemos que saca algo que morfológicamente parece un niño".

Las escuchas demuestran, según el teniente, que Ana Julia insultó al niño cuando conducía y lo llevaba en el maletero, se preguntó en qué invernadero lo arrojaría y se iba auto animando diciéndose “Ana, no vas a ir a la cárcel”.

Añade el teniente que se le sigue hasta Vícar y que " cuando vemos la posibilidad de perderla, se decide intervenir y verificar que estaba el niño" no sabemos que quería hacer, cuando se metió en Almería pensamos que iba a tirarlo al mar.... cuando la tenemos y le decimos que abra el maletero ella dice que no hay nada, solo un perro"

El teniente también ha declarado que no la detuvieron en la finca de Rodalquilar porque "teníamos que saber si habia alguien mas vinculado a esa muerte".

Ha calificado a Ana Julia Quezada de "fría, calculadora y materialista" y ha afirmado que en el atestado incluyeron su forma de vida anterior, en Burgos. Ha recordado que fue su hija la que les dijo que " los hijos de una anterior pareja le habían denunciado por una póliza". Los familiares le manifestaron , que Ana Julia " había estado relacionado con un alcohólico que murió y cobró 30 mil euros y que la habían denunciado por quedarse con objetos del fallecido... prácticamente nos dijeron que se había casado por el dinero".

También ha asegurado que en el registro de la casa de Vícar se encontró cocaína.