Desde Plaza Elíptica hasta Conde Casal, con parada en Madrid Río. Así será la ampliación de la línea 11 que la Comunidad de Madrid está impulsando con el objetivo de mejorar la movilidad de los usuarios de transporte público.

El nuevo trazado, que amplía la red de metro en más de 6,3 kilómetros, contará con cuatro nuevas estaciones: se creará una nueva parada en Madrid Río, con salidas al Paseo de Santa María de la Cabeza y al de Yeserías, y la línea discurrirá por las estaciones de Palos de la Frontera (línea 3) y Atocha Renfe (línea 1), finalizando en Conde Casal (líneas 1 y 6). Las obras del proyecto, que acaba de superar el trámite de información pública, se espera que comiencen para 2020.

La consejera en funciones de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, ha presentado este miércoles el proyecto en el que el Gobierno regional lleva trabajando alrededor de un año tras considerarse la opción más viable por los técnicos y descartar las otras dos que estaban en la mesa. "Este proyecto es la mejor prueba de que desde la Comunidad de Madrid seguimos apostando de manera decidida por una red de transporte público cada vez más útil y completa que se convierta en el mejor aliado medioambiental para conseguir una región menos contaminada y más limpia y sostenible", explicó Gonzalo en la presentación que tuvo lugar en la actual estación de Conde Casal.

En palabras de la consejera, este proyecto beneficiará a unas 800.000 personas que viven en el municipio de Leganés y en los distritos madrileños de Carabanchel, Usera, Arganzuela y Retiro al conectar la estación de La Fortuna (Leganés) con la estación de Conde Casal. Además, la idea inicial contempla la construcción de un gran intercambiador de transportes que acogerá las terminales de los autobuses interurbanos que conectan la capital con los municipios del corredor de la A-3, como Vaciamadrid y Arganda del Rey.