Amor

El amor: 8 falsas creencias para descubrirlo de verdad

El amor, el grado de amor, su obsesión, su emoción, su dependencia, el amor a uno mismo, el amor de pareja, el amor de y hacia los hijos… El amor está en cada momento en nuestras vidas es la palabra más buscada, más cantada, más leída, más conocida. Hablamos de él y sentimos cada día, pero ¿sabemos realmente qué es el amor? Quien lo probó lo sabe, escribió Lope de Vega... Y aún más importante, ¿sabemos amar?

El amor: 8 falsas creencias para descubrirlo de verdad

Publicidad

Desde que nacemos necesitamos un amor en forma "de madre" que nos cuide, nos proteja, nos nutra. Si tenemos también amor "de padre" estamos de suerte y nos desarrollaremos en un apego seguro y completo. Sin amor, la infancia nos marca para el resto de nuestra vida, por lo que es un componente esencial para nuestro crecimiento y estabilidad emocional.

Y, de repente, sentimos la necesidad de vincularnos con una persona en especial... y nos transforma

La importancia del amor

Poco a poco buscaremos el amor de los iguales, nuestros amigos, en éstos haremos diferencias, ya que querremos más a unos que a otros, con los que nos sentimos más cómplices y confiados.

Este amor nos sitúa en la sociedad, nos ayuda a tener un grupo de pertenencia y referencia, nos hace individuos sociales. Y, de repente, sentimos la necesidad de vincularnos con una persona en especial, de intimar, de estar con ella, de comprometernos y hasta de construir un proyecto de vida en un espacio emocional propio y único de ambos.

El componente básico de este amor es la atracción, que tampoco se sabe muy bien en qué consiste.

Éste, queridos lectores, es un amor extraño que no entiende de razas, de sexos, edades o ideologías, que nos transforma por dentro y fuera. Un amor distinto, fuerte, poderoso, sentido, que viene de sorpresa, que nos llena de felicidad, pero que también puede darnos mucho sufrimiento. El componente básico de este amor es la atracción, que tampoco se sabe muy bien en qué consiste. Parece ser un cóctel de elementos químicos (neurotransmisores como la dopamina, serotonina, oxitocina), activaciones de estructuras cerebrales asociadas a la motivación y a la recompensa e influencias externas de nuestra cultura, como los modelos sexuales que desde pequeños nos hacen ver como canon de belleza.

Este amor cada uno lo vive a su manera, aunque deja señales porque solemos reconocer cuando alguien está enamorado. Y, como es un amor importante, ya que nos realiza como individuos, deberemos estar atentos a sus peligros y falsas creencias para adentrarnos en él de verdad…

8 falsas creencias sobre el amor

  • El amor supone entrega mutua. Sí, pero sin perder nuestra propia identidad.
  • Los grandes amores vienen por flechazo. Error. Uno se puede enamorar “a fuego lento”, poco a poco. De una gran amistad perfectamente puede venir el amor de nuestra vida.
  • Si estás enamorado tienes que sentir continuamente. Cuidado con “el sentir”. Como los efectos del enamoramiento son como una droga, con sensaciones extremas de euforia y bienestar, hay que tener cuidado de no hacernos “adictos” encadenando parejas sin centrarnos ni comprometernos, buscando sólo el goce momentáneo de los sentidos, que al final nos llena de vacíos. Hay que saber sentir en la tranquilidad que el amor de pareja también proporciona.
  • El amor es completo cuando siento que me aman. Falso. La riqueza del amor es que, cuanto más amor doy, más profundo es el amor, porque si nosotros estamos bien y nuestra autoestima es alta, disfrutamos queriendo a los demás y nos sentimos muy bien con su felicidad. No se puede amar por necesidad.
  • Solo nos “enamoramos” al principio de la relación. Falso. El amor si es de verdad con el paso del tiempo se fortalece y no desaparece.
  • El amor es algo frágil, momentáneo. Falso. El amor de verdad es estable y duradero, si no es un capricho, una obsesión. Pero el amor hay que cuidarlo porque es duradero pero no infinito y puede acabarse si no se presta atención. No es difícil enamorarse, sino mantenerse enamorado.
  • Quien bien te quiere te hará llorar. Falso. El hacer llorar y sufrir a una persona no es amar, es dependencia y relación tóxica y hay que terminar con esa relación.
  • El verdadero amor es amar sin condiciones. Falso. Debemos amar al otro con sus defectos y virtudes, eso es verdad, pero también debemos poner condiciones si afectan a nuestra intimidad. Es respetar y que nos respeten, así se va construyendo la base sólida para amarnos. El amor verdadero se va construyendo poco a poco.

Nadie sabe cómo funciona ese sentimiento que nos acompaña y marca a lo largo de nuestra vida, no hay una explicación científica, pero cuando estamos con una persona porque la disfrutamos no porque la necesitamos, estamos viviendo el amor de pareja. Pongamos mucho amor en nuestra vida y hagamos nuestra la máxima de Mahatma Gandhi “donde hay amor hay vida”.

Alicia López Losantos, psicóloga y socióloga

Publicidad