Las tormentas con lluvia y granizo han cambiado el panorama en grandes zonas de la mitad norte de la península. En algunos casos ocasionando problemas para el tráfico o interrumpiendo fiestas como las de Pamplona.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ya había alertado del riesgo de fuertes lluvias y tormentas en el norte y este peninsular, con acumulaciones de hasta 30 litros por metro cuadrado en una hora y de hasta 80 litros por metro cuadrado en 12 horas en puntos de Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja, Aragón y Comunidad Valenciana. Además, estos fenómenos tormentosos podrían ir acompañados de granizo, que podría ser de gran tamaño en algunas ocasiones. Así ha sucedido por ejemplo en Salamanca, provocando problemas en la A-66 y otras carreteras.

En Valladolid, en la calle Topacio, un tejado ha caído sobre un tendido de alta tensión provocando cortes de luz y también de la circulación por la zona.

 

CONSEJOS DE PROTECCIÓN CIVIL

En estos casos, según un comunicado de Protección Civil, es aconsejable evitar las corrientes de aire en las viviendas y cerrar el vehículo si se está en carretera. No refugiarse bajo los árboles y alejarse de alambradas y objetos metálicos son otras de las sugerencias de Protección Civil, que señala que, en el campo, hay que evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias. Ante la posibilidad de lluvias fuertes, invita a reducir la velocidad en la carretera, a extremar las precauciones y a no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos, ya que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente. Si hay inundación, no hay que atravesar ni en vehículo ni a pie los tramos inundados, y para quien esté en el campo, debe alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas. "No obstante, el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos", subraya Protección Civil en un comunicado.

ALERTAS

Las lluvias y tormentas pondrán en aviso las próximas horas por riesgo de distintos niveles a 16 provincias, además de a Menorca por rissagas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). Así, Huesca, Teruel, Cuenca, Guadalajara, Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona, Navarra, Alava, Vizcaya y Guipúzcoa tendrán avisos de nivel amarillo tanto por lluvias como por tormentas. Del mismo modo, pero con avisos de tipo naranja, estarán La Rioja, Burgos y Soria. Además, se ha decretado aviso de nivel amarillo en Zaragoza, pero solo por lluvias, y en Menorca se ha establecido el de tipo naranja por rissagas.