RECONOCEN SU LABOR

Albatros, un perro abandonado que se ha convertido en el nuevo protector de los canes de Zaragoza

Albatros, un Border Collie de cinco años, fue abandonado en 2014 y recogido por el Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza. Allí, fue adiestrado para localizar venenos y trampas en lugares públicos que ponen en riesgo la vida de los animales. Ahora ha recibido un premio por su labor.

Albatros, el perro que busca veneno en lugares públicos

Publicidad

Albatros es un perro de raza Border Collie que fue rescatado por el Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza en el año 2014, cuando tenía tan solo dos años. Su paso por la protectora no ha sido en vano y Albatros se ha convertido en el nuevo protector de los perros de Zaragoza.

El Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de la provincia de Zaragoza ha condecorado al can y a su adiestrador con el premio anual que entrega esta institución para reconocer el compromiso con la sociedad de instituciones, personalidades o animales.

Este premio se le ha concedido, según informan en la página del Colegio de Veterinarios, por llevar a cabo labores de búsqueda y hallazgos de venenos y trampas en lugares públicos que ponen en peligro la vida de los animales.

Tras ser abandonado, Albatros dedica ahora su vida a rastrear calles y parques en busca de sustancias nocivas. Se trata de una labor muy importante, dado que han aumentado los casos de objetos y comida envenenada puesta estratégicamente en lugars públicos para atentar contra los animales.

Publicidad