El Observatorio contra la Homofobia (OCH) y la Asociación de Familias LGTBI han pedido al juez de guardia que ordene, como medida cautelar, una orden de alejamiento del hombre que el lunes agredió, insultó y amenazó de muerte a un matrimonio de lesbianas y a uno de sus hijos.

El suceso, según el atestado elaborado por la Guardia Urbana, ocurrió sobre las 19:00 horas del pasado lunes día uno de julio, en el distrito de Sant Martí de Provençals, cuando el matrimonio de mujeres estaba en la terraza de un bar con sus tres hijos y un hombre corpulento y con aparentes signos de embriaguez tocó la cara y los glúteos a uno de los niños y le dijo que "no podía tener dos madres".

Las madres salieron en defensa del menor y entonces el hombre las insultó llamándolas "bolleras", mientras zarandeó a una de ellas, a la que también retorció un brazo hasta que dos clientes del bar se interpusieron para evitar la agresión hasta que llegó una patrulla de la Guardia Urbana, pese a lo cual el hombre siguió profiriendo amenazas de muerte hacia las mujeres.

Según ha explicado el presidente del OCH, Eugeni Rodríguez, tanto el observatorio como la Asociación de Familias LGTBI están estudiando personarse como acusación contra el agresor, que ha sido denunciado por un delito de odio, y han pedido al juez que dicte como medida cautelarísima una orden de alejamiento del hombre hacia el matrimonio y sobre sus hijos. Tanto el OCH como la Asociación de Familias LGTBI han prestado apoyo psicológico a las víctimas y han pedido al Ayuntamiento de Barcelona que convoque una Mesa formada por el consistorio, la Generalitat, Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra para abordar medidas para frenar el incremento de agresiones LGTBIfóbicas en la ciudad.