El animal estaba agotado por los intentos por salir pero no presentaba lesiones.

Los agentes forestales lo llevaran a un veterinario. Tras un exámen, ha sido liberado por los agentes para que vuelva a su habitat.