El aforo en las piscinas en la fase 3 de desescalada del coronavirus

Publicidad

Coronavirus

El aforo en las piscinas en la fase 3 de desescalada del coronavirus

Empiezan a abrir algunas piscinas municipales y piscinas comunitarias en urbanizaciones y bloques colectivos en la fase 3 de la desescalada. Las normas en este verano especial, marcado por el coronavirus, son clave para afrontar un baño seguro y sin riesgos de contagios. Éstas son las normas indicadas por Sanidad en su protocolo.

¿Cómo será el aforo de las piscinas en la fase 3 de la desescalada? El documento con las recomendaciones para un baño seguro frente al coronavirus dictado por el Ministerio de Sanidad y consensuado con las Comunidades Autónomas entra en vigor con la apertura de las piscinas municipales y comunitarias en esta última fase 3 de desescalada del coronavirus en España.

Todas las comunidades que entren en fase 3 de desescalada del coronavirus podrán plantearse la apertura de las piscinas, sean piscinas municipales, privadas o comunitarias.

Existe un protocolo general, que puede ser matizado o complementado por cada colectivo o responsable con un protocolo específico que se ajuste a las necesidades concretas de cada instalación o grupo de usuarios; o a la situación en esa localidad o provincia.

Así es el aforo en las piscinas comunitarias y municipales en fase 3

Durante la fase 3 de la desescalada, habrá una limitación de aforo en la piscina para garantizar la distancia social de 2 metros, dentro y fuera del vaso de la piscina. Se dobla el espacio por persona en los espacios abiertos y se triplicará en el caso de las piscinas cubiertas. Todo dependerá también de cómo sean las instalaciones, pudiendo ser más restrictivos los responsables de cada piscina.

Serán los socorristas o el personal designado por el gestor o responsable de la piscina el que supervise el número de bañistas en cada vaso de la piscina en cada momento y el acceso al agua. Todo de acuerdo con lo que indique la normativa de cada comunidad.

El protocolo también indica la colocación de banderas o delimitación del espacio en el suelo de la piscina municipal o comunitaria por cada persona y así preservar la distancia de dos metros entre cada persona para mantener la distancia de seguridad.

En las entradas de las piscinas en la fase 3 de la desescalada, si hay tornos o barreras, se recomienda tenerlos bajados para evitar tocar las mismas zonas y evitar que las personas se crucen utilizando una vía de entrada y otra de salida, siempre que se pueda.

Medidas de higiene y distancia de seguridad en las piscinas en la fase 3

En cuanto a las medidas de higiene durante la fase 3 de la desescalada se aconseja desinfectar las manos antes de entrar a la piscina y que las instalaciones cuenten con un sistema de limpieza del calzado a la entrada a la zona de baño y a la salida. El calzado debe ser exclusivo para el uso dentro de las instalaciones de piscina.

Los usuarios contarán con una bolsa de plástico desechable que, una vez usada, se depositará en un cubo con tapa de protección en cada piscina de las comunidades de vecinos y piscinas municipales.

En caso de pagos de tarifas en el acceso, se facilitará el pago con tarjeta bancaria o aplicaciones móviles.

En zonas comunes de la piscina, se obliga a mantener al menos dos metros entre los usuarios durante la fase 3 de la desescalada. Esa zona debe estar señalizada por algún sistema claro en el suelo y dentro se depositarán los objetos personales, la toalla, cremas y demás enseres.

Queda al criterio de cada responsable el uso o no de tumbonas o hamacas. En todo caso, se recomienda separar dos metros este tipo de mobiliario y su desinfección en caso de uso compartido o colectivo.

Se deben desinfectar, al menos, dos veces al día, las zonas más utilizadas de la piscina y con más confluencia de usuarios como son los vestuarios, aseos, taquillas, duchas...

En la limpieza de las piscinas en la fase 3, el protocolo indica que se deben usar paños de limpieza de un solo uso para desinfectar las zonas de forma adecuada y disoluciones de lejía 1/50 recién preparada o cualquier otro producto acreditado para este fin.

Los espacios se deben ventilar bien y Sanidad insiste especialmente en esta medida en vestuarios, baños, zonas de botiquín o salas técnicas asociadas a las instalaciones de piscinas.

En caso de contar con ventilación mecánica, se recomienda la supervisión de su mantenimiento.

Sanidad recuerda que hay que tener especial cuidado con la higiene y desinfección de materiales de baño como corchos, corcheras, escaleras de acero, duchas paredes... o elementos de este tipo porque pueden ser un foco en donde viven microorganismos.

El tratamiento del agua de la piscina también es importante. Se debe desinfectar y mantener los niveles adecuados para eliminar rastro de posible coronavirus. El agua de todos los vasos deben contar con una depuración física y química y la renovación mediante aporte de agua nueva o controles periódicos.

Cualquier servicio auxiliar de la piscina abiertos durante la fase 3 de la desescalada, como bares, cafeterías o chiringuitos, deben seguir los protocolos propios del sector de la hostelería

En caso de existir en la zona parques o instalaciones deportivas, éstas deben seguir sus propios protocolos de la fase 3 de la desescalada.

El protocolo para las piscinas también incluye la recomendación de usar los servicios de megafonía o cartelería para recordar todos estos mensajes imprescindibles para mantener la higiene y seguridad y poder disfrutar de un baño sin riesgo de contagio de coronavirus.

La fase 3 de la desescalada abre la posibilidad de retonar un verano aliviado por las piscinas, mientras seguimos con la desescalada y ganando movilidad y también para todos los que este verano descarten o no puedan acercarse a las playas.

Publicidad