Las ocho personas que fueron ingresadas en la madrugada de este domingo en el hospital Tierra de Barros, de Almendralejo (Badajoz), afectadas por la liberación de una sustancia tóxica -aún por concretar- en el interior una discoteca, han sido ya dadas de alta.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, así lo ha comunicado este lunes a preguntas de los medios, tras participar en la presentación de un congreso que se celebrará en Extremadura.

Los pacientes, con edades de entre 18 y 37 años y entre los que había dos policías locales, han permanecido en observación en el Servicio de Urgencias del citado hospital, a donde llegaron en la madrugada del domingo principalmente con irritación en las vías respiratorias altas después de que un individuo liberase dentro de la discoteca 'Lío The Show' una sustancia tóxica.

Como consecuencia de ello, quince personas tuvieron que ser atendidas, ocho de las cuales fueron derivadas al hospital, aunque en todos los casos se trató de "complicaciones leves", según el consejero, que ha precisado que por precaución se les dejó en observación como establece el protocolo.

Vergeles ha añadido que se les ha dado el alta porque su cuadro clínico era controlable en el domicilio y no necesitaban atención sanitaria ni han desarrollado ninguna complicación "para pensar en un agente toxicológico extraño"