Tiempo

La Aemet descarta una nueva Filomena y desmiente el método de las cabañuelas

La Aemet asegura que "las cabañuelas no son más que una superstición y que, como debería ser obvio, no tiene ningún sentido ni fundamento".

Personas caminando en Madrid en enero de 2021, en mitad de Filomena

EFE Personas caminando en Madrid en enero de 2021, en mitad de Filomena

Publicidad

Nueve comunidades autónomas están en aviso amarillo por bajas temperaturas, Galicia además por fenómenos costeros, mientras Andalucía lo está por fenómenos costeros y viento, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). La Aemet prevé para este sábado valores muy bajos en Aragón, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Navarra, La Rioja y Comunidad Valenciana, así como heladas generalizadas por todo el territorio peninsular y cielo con poca nubosidad.

A pesar de la bajada de temperaturas, la Aemet descarta la llegada de una nueva Filomena para el próximo lunes, 24 de enero, como vaticinó Jorge Rey, el joven burgalés aficionado a la meteorología que pronosticó un fuerte temporal invernal para ese día gracias a las cabañuelas, un conjunto de métodos tradicionales de predicción meteorológica a largo plazo utilizado en el centro y sur de España y en América Latina.

La Aemet apunta que "las cabañuelas, en particular, no son más que una superstición y que, como debería ser obvio, no tiene ningún sentido ni fundamento pensar que el tiempo que ocurra en los 12 primeros días de agosto nos permite saber qué ocurrirá en los 12 meses del siguiente año".

Jorge Rey reivindica el método de las cabañuelas

El pasado 20 de enero, Jorge Rey reconoció que aunque esta técnica ancestral carece de base científica, cuenta sin embargo con una alta fiabilidad si se sabe aplicar. "Las cabañuelas consisten básicamente en observar la naturaleza", sostuvo, "y, a partir de ahí, se puede aventurar el tiempo que hará en los 12 meses siguientes", aseveró.

Jorge Rey aseguró, además, que las cabañuelas ya "veían" las nieves de este enero en el pasado mes de agosto, explica, mientras pide respeto a una "técnica ancestral que se aplica desde hace miles de años". "La ciencia no solo son laboratorios y ecuaciones", aunque admitió que "las cabañuelas también pueden fallar, es imposible que no fallan; como también lo hacen los partes meteorológicos".

Publicidad