Imagen de archivo de una rata

Publicidad

Madrid

Advierten de una plaga de ratas en las inmediaciones de Méndez Álvaro (Madrid) que podrían atacar a los humanos

Varios pasajeros han alertado de la presencia de ratas en las inmediaciones de la estación de Méndez Álvaro, en Madrid. Piden que se solucione este problema porque las ratas negras podrían comenzar a atacar a los humanos.

Los usuarios y pasajeros han detectado una plaga de ratas negras cerca de las inmediaciones de la estación de cercanías de Méndez Álvaro, en Madrid. Se trata de unas ratas negras trepadoras, que se encuentran en los árboles.

Este hecho ha sido notificado al Ayuntamiento de Madrid, que ya conoce lo que está ocurriendo con la plaga de ratas negras y ha comenzado las tareas de inspección de todos los alrededores y de toda la zona donde se encuentra la estación de Méndez Álvaro con el objetivo de acabar con esta posible plaga de ratas trepadoras, que advierten que podrían atacar a los humanos.

Las imágenes de viralizaron cuando un grupo de pasajeros que iba a bordo del tren de cercanías comenzó a grabar las ratas que había en el exterior. Las ratas trepaban por los árboles y se paraban sobre las barandillas para pasajeros que hay en la estación. Los viajeros piden al Ayuntamiento de Madrid que solucione de forma inmediata este problema con las ratas.

La plaga de estas ratas grises podría estar también acompañada de otro tipo de ratas. Las ratas negras. Un tipo de rata originaria de los países asiáticos que podría llegar a atacar a humanos, y otros animales como los perros y los gatos. Tienen una gran capacidad de reproducción y pueden ser transmisoras de varias enfermedades a los humanos.

Se calcula que en la capital hay varios miles de roedores. La presencia de roedores en la capital se dejó ver durante la borrasca de Filomena, cuando los camiones de la recogida de basura no pudieron trabajar y la suciedad se acumuló durante días en las calles.

El Ayuntamiento de Madrid también alertó en el año 2019 de la posible presencia de ratas negras en diez puntos de la capital, aunque aseguraba que no suponía ningún riesgo para la salud.

Publicidad