Defensor del pueblo contra adif

Adif no acompaña a un menor a la puerta del tren y el Defensor del Pueblo pide explicaciones

La Institución ha reclamado en el pasado mejoras en los servicios de acompañamiento en el transporte aéreo y ve necesario facilitar que los menores puedan viajar solos para garantizar adecuadamente sus derechos.

Adif no acompaña a un menor a la puerta del tren y el Defensor del Pueblo pide explicaciones

Adif no acompaña a un menor a la puerta del tren y el Defensor del Pueblo pide explicaciones EFE

Publicidad

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha iniciado una actuación con ADIF sobre el servicio de acompañamiento para los menores

que viajan solos en tren a causa de recibir la queja de un ciudadano.

El reclamante se queja que el día que acompañó a su sobrino al tren, menor de edad y que además viajaba solo, a la puerta del tren con destino a Pamplona en la estación de Atocha, no le dejaron acompañar a su familiar hasta el tren "por motivos de seguridad".

El personal de ADIF mantuvo que "por motivos de seguridad no existía la posibilidad de que el menor fuera guiado hasta su asiento por el personal de la estación" por lo que al final, éste tuvo que internarse en las instalaciones sin el acompañamiento de un adulto y buscar su tren sin ayuda.

El Defensor del pueblo ya ha hecho otras intervenciones en el pasado, a causa que estos servicios sean voluntarios para las empresas, muchas familias con progenitores separados y que tienen un régimen de visitas donde el menor necesita viajar.

"Es necesario contar con facilidades para que el menor pueda viajar solo si se quiere garantizar adecuadamente el derecho de los niños y niñas cuyos padres viven separados a mantener el contacto con ambos" afirma el Defensor del Pueblo en un comunicado.

La Institución considera esencial la existencia de los servicios de acompañamiento de menores y recuerda que la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (CDFUE) recoge el derecho de los menores a la protección y a los cuidados necesarios para su bienestar y a mantener de forma periódica relaciones personales y contactos directos con sus progenitores.

Publicidad