Una joven de 19 años y su madre de 49 fueron agredidas el pasado sábado por el portero de una discoteca en Reus, Tarragona.

La joven, de 19 años, sufrió una conmoción cerebral, mientas que su madre, de 47, sufrió una rotura de tibia.

El suceso tuvo lugar durante la noche de Carnaval, la hija tenía la intención de acceder a la discoteca por el portero le negó la entrada. La agredida explicó que le enseñó el DNI al portero pero éste le prohibió la entrada alegando que era menor de edad.

La joven explica que el portero también negó la entrada a su madre. Ante esto, ambas pidieron una hoja de reclamaciones a la discoteca. La tensión fue subiendo poco a poco y finalmente terminó agrediéndolas. Una amiga de las dos víctimas llamó a los Mossos d'Esquadra y fueron trasladadas al CAP Sant Pere de Reus donde fueron atendidas.