Canarias

El acusado de asesinar a Romina Celeste, en libertad por no haberse celebrado el juicio

La excarcelación es inminente, sin fianza, y sólo tendrá que comparecer los lunes en el juzgado. La familia de Romina Celeste teme que se fugue del país.

Romina Celeste, joven asesinada en Lanzarote

Romina Celeste, joven asesinada en Lanzarote antena3noticias.com

Publicidad

Raúl Díaz, acusado de matar, descuartizar y deshacerse de los restos de su mujer quemándolos en una barbacoa y dispersándolos después en distintas zonas de la isla de Lanzarote, quedará en libertad tras pasar cuatro años en prisión preventiva. La excarcelación es inminente, sin fianza, y sólo tendrá que comparecer los lunes en el juzgado.

Romina Celeste, una joven paraguaya de 29 años, fue la primera víctima de violencia de género de 2019. Su marido denunció su desaparición a la Guardia Civil una semana después de los hechos, tras la insistentes llamadas de la madre de Romina.

Fue detenido el 13 de enero. La Guardia Civil intervino su teléfono. En una conversación telefónica con un allegado contó a éste cómo se había deshecho del cuerpo de su mujer. En su declaración afirmó que volvió a su casa del municipio de Teguise (Lanzarote) la noche de Año Nuevo y la encontró muerta. Se asustó, descuartizó el cuerpo y quemó los restos en una barbacoa que tenía en el jardín. Contó a los vecinos, que llamaban insistentemente a la puerta tras ver las llamas y percibir el hedor, que estaba haciendo un asado.

Los investigadores nunca encontraron el cadáver, salvo un trozo de pulmón de la víctima. No se ha podido, por tanto, determinar la causa de la muerte.

El 30 de diciembre la mujer había acudido al Hospital de Lanzarote con lesiones. Su marido se presentó en las instalaciones antes de que la atendieran y se la llevó. En consecuencia, no se emitió el parte ni se activó el protocolo de posibles malos tratos.

La acusación particular acusa a Raúl Díaz de un delito de maltrato habitual, uno lesiones en el ámbito de violencia de género, homicidio, profanación de cadáver y simulación de delito, por presentar una denuncia falsa sobre la desaparición de Romina. La abogada Emilia Zaballos coincide con la Fiscalía en que aún no se ha señalado juicio por los continuos recursos de la defensa, que ha cambiado en cuatro o cinco ocasiones, con el fin de dilatar la instrucción.

La Fiscalía y la acusación particular alertan de que existe riesgo de fuga.

Publicidad