Publicidad

Helena Maleno

La activista española Helena Maleno denuncia haber sido deportada "con violencia" de Marruecos

Helena Maleno acusa directamente al ministerio de Interior español y a la policía marroquí mientras agradece los "esfuerzos" del ministerio de Exteriores y de la ahora ministra de Asuntos Sociales, Ione Belarra, para protegerla a ella y a su familia de las cloacas del estado.

"Soy Helena Maleno Garzón defensora de derechos humanos reconocida internacionalmente. Quiero denunciar que el pasado 23 de enero fui deportada y expulsada con violencia del que ha sido mi hogar: Marruecos". Así comienza su denuncia la activista española experta en migración y trata de seres humanos, centrada en derechos de mujeres e infancia.

Maleno señala directamente al "Ministerio del Interior, en concreto la UCRIF, en colaboración con la policía marroquí" como responsables del "hostigamiento que ha llegado a poner en peligro mi vida y la de mi hija durante estos meses."

La activista relata que se vio obligada a estar separada de su hija menor de edad "sabiendo que su seguridad también estaba en riesgo simplemente por ser mi hija".

"Tengo que reconocer los esfuerzos realizados por el Ministerio de Asuntos Exteriores a través de la embajada de España y Marruecos y por la ahora ministra de Asuntos Sociales para protegernos tanto a mi como a mi familia. Desgraciadamente las cloacas del estado y sus actuaciones en la persecución de defensoras de los derechos humanos tienen más poder de lo que nos podíamos imaginar".

'Caminando fronteras', colectivo del que Helena Maleno es fundadora ha lanzado una carta a la ciudadanía dirigida a Pedro Sánchez en la que no explica los motivos de la deportación pero exige:

  • El reconocimiento público del trabajo de Helena Maleno como defensora de derechos humanos y el impacto positivo de su labor para la democracia y el Estado de derecho.
  • El cese de la criminalización, depurando responsabilidades en las instituciones pertinentes para la no repetición de acciones persecutorias contra su persona.
  • La protección de Helena Maleno y de su familia, permitiendo el ejercicio de su legítima labor de defensa de derechos humanos.
  • La reparación de los innumerables daños instigados contra la defensora y su familia.

A través de un vídeo publicado en su perfil de Twitter Maleno finaliza sus peticiones clamando justicia: "¡Ya basta!, exijo Justicia".

En 2018 Maleno fue acusada de vinculación con redes de tráfico de personas y de favorecer la inmigración irregular. La española alertaba a los servicios de rescate de España cuando una embarcación salía de Marruecos. A través de un informe de la UCRIF a la policía marroquí y se inició un proceso que finalizó con la no apreciación de delito por parte del Tribunal de Apelación de Tánger.

Pablo Iglesias se ha hecho eco de esta denuncia volviendo a sacar a relucir las "cloacas del estado" del que él también ha denunciado ser víctima.

Publicidad