120.00

Publicidad

Disparos al aire

Acorralan a la policía en Figueres por perseguir un coche sospechoso con droga

Todas las patrullas disponibles de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana de Figueres tuvieron que actuar para acabar con el acoso de un grupo de vecinos de Figueras que protestaban por la persecución a unos jóvenes.

La persecución de un coche sospechoso en Figueres (Girona) terminó en un altercado entre la policía y un grupo de vecinos, con los agentes teniendo que hacer disparos al aire para contenerlos. Los Mossos pudieron detener a uno de los ocupantes del coche, que acabó chocando contra un edificio.

Los hechos se iniciaron cuando la policía vio un vehículo sospechoso que circulaba por la calle Mayor de Figueres. Le pidieron que se detuviera, pero no hicieron caso y se inició la persecución.

Acoso a los policías

El vehículo perseguido se empotra contra una casa en el barrio de Culubret. Los mossos consiguen detener al copiloto, pero el conductor consigue huir. Esta escena es observada por un grupo de vecinos que comienzan a acorralar la policía, abalanzándose sobre ellos y gritando. Ante la sensación de peligro los agentes disparan al aire hasta que llegan más patrullas y la Guardia Urbana de Figueras. Entre todos consiguen calmar los ánimos.

El detenido tiene 25 años, es de nacionalidad española y vecino de Figueres, y tiene varios antecedentes. En el vehículo apareció una caja llena de cogollos de marihuana. Se le considera autor de los delitos de daños, contra la salud pública, resistencia y desobediencia contra los agentes de la autoridad y desórdenes públicos.

Publicidad