Abusos sexuales

Absuelven a una madre acusada de permitir que un desconocido abusara sexualmente de su hija de 8 años en Jaén

La madre viajó desde Canarias y dejó a un desconocido a cargo de su hija de 8 años y con discapacidad mientras ella no encontraba un lugar donde alojarse. Cuando la menor le contó lo ocurrido, la madre no la creyó

La Audiencia de Jaén absuelve a una madre de permitir que abusaran sexualmente de su hija de 8 años

Publicidad

La Audiencia de Jaén ha absuelto a una madre de haber permitido que abusaran sexualmente de su hija de 8 años y con una discapacidad intelectual del 50%. En la causa, también estaba implicado el presunto autor de los hechos, pero falleció en 2020.

La sentencia sí que considera que el acusado, fallecido, abusó de la menor cuando se quedó a su cargo. Sin embargo, el tribunal considera que no existe prueba "de cargo suficiente para considerar que la a acusada cooperó o facilitó conscientemente los abusos sexuales realizados sobre su hija menor". A pesar de este hecho, sí que reconoce que, en su papel de progenitora, tenía una posición de garante con respecto a la integridad de las mismas".

Los hechos ocurrieron en la año 2016, cuando la madre viajó con sus dos hijas, de 8 y 10 años, desde Canarias a Jaén. Pidió al acusado que se llevara a la niña a dormir a su casa mientras ella no encontraba un lugar donde quedarse y la niña estaba resfriada.

La madre conoció al hombre a través de las redes sociales y viajó primero a Bélmez de la Moraleda, donde se alojó en la casa de unos familiares del acusado, para después encontrarse con el varón en Jódar. Esa noche la niña la pasó con su agresor y la sentencia recoge que este la sometió a diversos tocamientos y que este se detuvo cuando la menor no paraba de llorar para no despertar al resto de personas que habitaban en la casa.

La madre no la creyó

Al reencontrarse con su madre, la pequeña le explicó lo ocurrido, pero la progenitora no la creyó y lo atribuyó a que "era una fantasía". Fue un año más tarde, cuando la niña relató a su familia de acogida en Canarias lo que le había ocurrido.

Además, el pasado mes de mayo, cuando tuvo lugar el juicio, la menor que ahora tiene 13 años aseguró que el hombre la había violado. La madre también declaró y negó todo el relato de su hija y aseguró que las dos menores estuvieron con ella en todo momento.

Asimismo, las familias de acogida con las que ha vivido la niña desde que le retiraron la custodia a la madre también contaron que la niña habló del suceso de forma espontánea. Los psicólogos determinaron que el relato era "consistente", pero "escueto". Este extremo hizo que se considerase "insuficiente" para poder aplicar todos los criterios de cara a establecer su grado de credibilidad.

La Fiscalía había pedido un año y 11 meses de prisión, así como una orden de alejamiento y Gobierno de Canarias, personados porque las menores están bajo tutela de la Dirección General de Protección de Familias, pedía 7 años de cárcel, 7 de libertad vigilada y una indemnización de 50.000 euros. La sentencia todavía se puede recurrir.

Publicidad