A simple vista parece una cafetería normal, pero un nuevo establecimiento abierto en Madrid une además tienda de animales, peluquería canina y casa de acogida.

Los cachorros de perro llegan de protectoras de la ciudad, de casas de acogida o de domicilios con camadas no deseadas.

Esta iniciativa nació hace cuatro meses y aunque está ultimando algunos detalles tiene una gran acogida.