El abogado de David Serrano, propietario de la finca de Totalán donde murió Julen, ha presentado esta mañana un informe a través de cual pretende demostrar que el pequeño no murió por la caída en el inteior del pozo sino por los impactos que recibió de las herramientas que utilizaron los equipos de rescate.

En este informe, el abogado señala como posibles culpables del fallecimiento de Julen a los equipos de rescate que, para eliminar el tapón de arena formado a los 73 metros de profundidad, emplearon varias herramientas que impactaron con el pequeño.

Esta fue la declaración ante el juez del dueño de la finca

También te puede interesar...

El padre de Julen, al juez sobre el pozo: "Muy tapado no debía estar porque metí el brazo hasta el hombro"

El dueño de la finca de Totalán defiende que la caída de Julen al pozo era imprevisible

La Junta de Andalucía expedienta al dueño de la finca y a la empresa que hizo el pozo en Totalán en el rescate de Julen