63.999833

Publicidad

Migración

Refuerzo policial en el aeropuerto de Valencia ante la llegada de inmigrantes

Los vuelos entre Canarias y la península continúan en plena crisis migratoria donde Interior señala que solo están realizando los traslados "precisos".

En cada rincón del aeropuerto de Valencia la presencia policial se ha multiplicado, ya que siguen llegando vuelos con migrantes desde Canarias.

En el mismo lugar donde 16 inmigrantes procedentes de Canarias fueron detenidos por llevar pasaportes falsos y dos dieron positivo en coronavirus, el resto continúa en cuarentena en el antiguo hospital de La Fe.

Desde el gobierno señalan que no es habitual casos positivos de coronavirus entre los inmigrantes ya que se les realiza una prueba PCR de covid-19.

En lo que el ministro de Interior, Fernando Grande-Masrlaska, es menos contundente es en la respuesta a cuantos traslados se están realizando a la península señalando que "los precisos", pero no hay datos, no hay cifras. Marlaska ha negado este viernes que se estén autorizando traslados incontrolados a la Península y ha reiterado que el Gobierno sólo ha organizado algunas reubicaciones atendiendo a dos criterios: que sean personas en situación de vulnerabilidad o que puedan ser susceptibles de protección internacional.

La Comunidad Valenciana al igual a otras autonomías mantiene su cierre perimetral. De ahí el aviso del gobierno valenciano de que si no se puede entrar en coche, tampoco en avión. Por lo que piden al gobierno español que se respete ese cierre. También con los migrantes que están llegando desde canarias.

¿Cómo obtienen los billetes?

Muchos de los inmigrantes que llegan irregularmente a Canarias tienen su pasaporte en regla, sin un visado de entrada y cuentan con un móvil, instrumento básico para comprar un billete o recibir una transferencia para poder abonarlo, apuntan fuentes policiales.

Con el pasaporte en la mano, la compañía área solo va a comprobar su identidad en la puerta de embarque, con lo que quien tiene recursos económicos para comprar el billete no encuentra mayores barreras para trasladarse a la Península.

En no pocos casos, de ahí viajarán a otros países europeos, que en muchas ocasiones el destino final de estas personas no es España, sino Francia o Italia, donde cuentan con familiares o amigos ya asentados.

Publicidad