Con el inicio de las vacaciones las carreteras se obstruyen y pueden verse multitud de temeridades. Límites de velocidad superados o conducir mientras se utiliza el teléfono móvil son algunas de estas. Sin embargo hay otras menos comunes.

En la AP-7 un coche ha sido grabado mientras cometía una gran infracción. Uno de los ocupantes del vehículo estaba sosteniendo un flotador gigante por fuera de la ventana.

El flotador estaba hinchado en su totalidad y mientras conducía a gran velocidad uno de los ocupantes de la parte de atrás lo llevaba sujeto con el brazo por fuera de la ventana, obstruyendo así uno de los carriles, además de poder ocasionar un accidente con este acto.