Halloween

70 agentes de la Guardia Civil vigilarán la mayor fiesta de Halloween de Madrid

Los agentes realizarán cacheos y controles de drogas y alcohol en una fiesta a la que asistirán más de 7.000 jóvenes.

Publicidad

Ya es Halloween y los más pequeños se preparan para pedir golosinas a las casas, mientras que los jóvenes ultiman sus disfraces para unas fiestas que van a ser supervisadas por los cuerpos policiales. Cerca de 70 agentes velan por la seguridad de la mayor fiesta de Halloween de la Comunidad de Madrid, en la que más de 7.000 jóvenes se van a dar cita en la noche de este sábado durante un total de doce horas.

Las operaciones para garantizar que la fiesta transcurra sin tener que lamentar ningún incidente están siendo llevadas a cabo por la Guardia Civil. Concretamente, el principal objetivo de los agentes es evitar cualquier pelea y, además, el trapicheo de drogas.

El dispositivo de la Guardia Civil en Halloween

Más de 70 agentes de la Guardia Civil forman parte de este dispositivo especial en torno a una de las discotecas madrileñas más importantes, ya no sólo en la comunidad, sino en toda España. En el local se va a celebrar una fiesta de Halloween de una duración de hasta doce horas, finalizando a las 08:00 horas del domingo y a la que asistirán un total de 7.000 jóvenes.

El objetivo de los agentes es conseguir la máxima seguridad a través de cacheos, controles antidroga y también de alcohol. "Lo que queremos es que la fiesta sea segura", dice Alejandro Triguero, comandante de la Guardia Civil, "buscamos evitar que entren armas blancas, objetos contundentes y cualquier otro elemento peligroso para la gente que viene a disfrutar de la fiesta".

Sin embargo, los agentes aseguran que el hecho de que los participantes vayan disfrazados dificulta la tarea de identificación. "Hoy hay miles de vampiros disfrazados, por lo que es todavía más difícil identificar a las personas", asegura Triguero. Una fiesta que, esperamos, el terror se quede en eso, los disfraces.

Publicidad