Coronavirus restricciones

Los 6 agentes que irrumpieron en una fiesta ilegal con una 'patada en la puerta' aseguran que su acción fue legal

La intervención de los policías nacionales en un piso turístico del barrio Salamanca se hizo viral y generó un debate social sobre la autoridad de agentes y justicia para llevar a cabo este tipo de acciones durante la pandemia

Publicidad

Los seis policías nacionales que han declarado como querellados por entrar a la fuerza en un piso de Madrid en el que se celebraba una fiesta en plena pandemia de coronavirus han ratificado la legalidad de su intervención ante un delito, sin mostrar arrepentimiento en una actuación que el inquilino considera allanamiento de morada. La 'patada en la puerta' de estos agentes se hizo viral al ser grabada, tras lo que el inquilino presentó querella por allanamiento de morada.

El Juzgado de Instrucción número 28 de Madrid acordó el pasado mes de julio investigar la querella contra estos seis policías por entrar presuntamente a la fuerza el pasado 21 de marzo en un piso turístico de la capital, donde se celebraba una fiesta pese a las restricciones para combatir la pandemia, y citó a los agentes como querellados para este viernes.

La actuación, conocida popularmente como 'patada en la puerta', se hizo viral y abrió un debate en los medios sobre la legalidad de la intervención policial.

Allanamiento de morada

En el auto en el que tomó esa decisión el juez explica que los hechos descritos en la querella "hacen presumir la posible existencia de delito de allanamiento de morada".

La entrada de los agentes se produjo el 21 de marzo en un piso turístico de la calle Lagasca, ubicada en el distrito madrileño de Salamanca, en el que los integrantes, que estaban celebrando una fiesta, se negaron a abrir la puerta a requerimiento de la Policía.

En el auto en el que el juez asume la querella admite que no están determinadas "la naturaleza y circunstancias" de los hechos descritos en la querella, "ni las personas que en ellos han intervenido".

Así, este viernes han comparecido ante el juez los policías (como querellados), el inquilino (querellante) y dos testigos.

Un segundo caso similar en Madrid

Este caso no es el único que investiga un juez por la supuesta entrada a la fuerza de policías en un domicilio que incumplía las normas impuestas con motivo de la pandemia. El juzgado de instrucción número 4 de Madrid investiga también la actuación de doce policías por supuestamente entrar en un piso sin orden judicial el 9 de diciembre de 2020.

De hecho el magistrado del juzgado número 28 que investiga la fiesta de la calle Lagasca intentó inhibirse a favor de este, si bien su titular lo rechazó y le devolvió la causa, informa Efe.

Publicidad