Publicidad

Día contra la homofobia

4 tipos de homofobia y cómo luchar contra ellos

Hoy se celebra el día internacional contra la homofobia 2021. La homofobia, la transfobia y la bifobia son una lacra que aún sigue arrastrando la sociedad, aunque poco a poco se va erradicando.

El 17 de mayo es el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, tres prejuicios que implican la discriminación, el rechazo o antipatía hacia la diversidad sexual e identidad de género.

Aunque cada vez la sociedad es más tolerante, aún queda mucho camino por recorrer, ya que estas personas se siguen enfrentando a palizas, insultos y mofas simplemente por amar a personas de su mismo sexo o por sentirse identificadas con un cuerpo diferente al suyo. Algo con lo que se debe terminar definitivamente para crear un mundo más humano, justo e igualitario.

¿Por qué se celebra el 17 de mayo el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia?

La celebración del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y la Biofobia se conmemora gracias a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el 17 de mayo del año 2004. Aunque suene sorprendente, 14 años antes, en 1990, la homosexualidad aún se consideraba una enfermedad mental por la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hemos avanzado mucho desde entonces, pero las personas homosexuales, bisexuales y transexuales se siguen enfrentando día a día a discriminación, palizas, burlas, torturas en algunos países… Por ello, hay que seguir luchando diariamente.

Tipos de homofobia: ¿Cómo acabar con ellos?

Al igual que los tiempos van cambiando, las formas de homofobia, también evolucionan. De esta manera, podemos establecer diferentes categorías para entender mejor esta clase de discriminación:

Homofobia cultural:

Es la discriminación de personas homosexuales, bisexuales y transexuales transmitida de generación en generación a través de la transmisión oral y la imitación de conductas. Por ejemplo, la idea de que los hombres homosexuales no son hombres al 100% por no encajar con el ideal de masculinidad.

Homofobia institucional:

Son leyes que penalizan las acciones asociadas con la homosexualidad o que mantienen alejadas a las personas gays de ciertos derechos básicos. Por ejemplo, los estatutos de empresa que justifiquen los despidos a personas homosexuales. En este grupo, se incluyen las muestras de homofobia promovidas por colectivos religiosos.

Homofobia conductual:

Son expresiones que discriminan a los homosexuales por el hecho de serlo. Por ejemplo, quienes organizan en manifestaciones en contra de la homosexualidad, la bisexualidad o la transexualidad; quienes agreden físicamente a estas personas, quienes les excluyen, etc.

Homofobia cognitiva:

Son creencias que muestran la homosexualidad como algo negativo, normalmente “antinatural” y “degenerado”. En este caso, estas conductas están asociadas al rechazo, o incluso al asco.

Por todas estas categorías, existe el Día Internacional de la lucha contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia. Una jornada para reflexionar y respetar la diversidad hacia todas las personas, independientemente de su orientación sexual e identidad de género. Tiene que quedar claro que todos tenemos derecho a un mundo sin discriminación y sin odio.

Publicidad