Publicidad

Operación Policial

18 mujeres liberadas en España y Rumanía tras la desarticulación de una red internacional de proxenetas

7 de las 18 mujeres han sido liberadas en España y 11 en Rumanía, entre ellas había una menor de edad a la que además de prostituir, obligaban a producir fotografías y material pornográfico.

18 mujeres han sido liberadas en España y Rumanía en el marco de una operación policial contra una red internacional de proxenetas cuyo centro de operaciones estaba en Girona, pero que 'movía' a las mujeres por Reino Unido, Dinamarca y Alemania, y que las tatuaba para marcar su propiedad.

180 agentes de los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la policía de Rumanía en coordinación con la Europol han participado en esta operación policial, entrando de manera coordinada en 2 domicilios de Figueres (Girona) y en 14 de Rumanía.

En Rumanía se han llevado a cabo 11 detenciones y en España 8 donde han sido arrestados los dos máximos responsables de la red, que han ingresado en prisión por orden judicial.

7 de las 18 mujeres han sido liberadas en España y 11 en Rumanía, entre ellas había una menor de edad a la que además de prostituir, obligaban a producir fotografías y material pornográfico. La investigación comenzó cuando agentes de los mossos y de la POlicía Nacional advirtieron un grupo de origen rumano que quería hacerse con el control de la prostitución en las calles de diversas localidades de las comarcas del Alt Empordà y La Selva.

Las víctimas trabajaban largas jornadas en unas condiciones muy duras, incluso si se quedaban embarazadas, y algunas de ellas eran tatuadas en diversas partes del cuerpo con el nombre de sus captores para dejar claro que pertenecían a ese grupo de proxenetas y ligarlas de por vida. Mientras, los proxenetas mostraban en las redes sociales su alto nivel de vida, con coches de alta gama y fiestas ostentosas.

Publicidad