115.007833

Publicidad

Sociedad

Hasta 15 municipios de Sevilla llevan varios días sin agua potable: "Es un despropósito total"

Hasta 180.000 vecinos de 15 municipios de Sevilla se han visto afectados por niveles altos de benceno en el agua de grifo. Finalmente Salud declara apta para el consumo en Herrera y Paradas, mientras Écija y Marchena siguen con restricciones.

La Consejería de Salud ha declarado este miércoles apta para el consumo el agua de los municipios sevillanos de Herrera y Paradas tras registrarse niveles de benceno por debajo del valor permitido en tres muestreos distintos.

Desde que se declarase el agua no apta para el consumo, el órgano gestor del abastecimiento ha establecido diversas medidas y se han realizado los análisis indicados, que han determinado que los niveles se encuentran en niveles permitidos para el consumo, según la Consejería de Salud.

"Un despropósito total, desesperante", explicaban los vecinos de los 15 municipios afectados. Los vecinos han acarreado garrafas durante varios días y han hecho colas kilométricas en las tiendas para hacerse con este bien de primera necesidad.

En prevención por el riesgo de que se repita la situación anterior, Salud ha anunciado que la empresa hará un análisis diario de benceno en la infraestructura del depósito de estos municipios durante siete días consecutivos, además de uno semanal por un periodo de dos meses.

Ayer martes el agua fue declarada apta para el consumo Morón de la Frontera, Arahal, Cañada del Rosal, El Rubio, Fuentes de Andalucía, La Campana, Lantejueja, La Puebla de Cazalla, Osuna y Marinaleda, de las comarcas de la Campiña y la Sierra Sur de Sevilla, y el lunes en La Luisiana; municipios todos ellos en los que los niveles de benceno eran más altos de lo permitido.

Écija y Marchena siguen con restricciones

La prohibición de consumo de agua se mantiene para los 40.000 habitantes de Écija y los 19.500 de Marchena, todos ellos con restricción en el consumo desde el pasado viernes.

La declaración como agua no apta para el consumo humano significa que no puede ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí puede usarse para higiene personal y limpieza doméstica.

La empresa gestora deberá comunicar a la población afectada la calificación del agua y los usos permitidos y deberá analizar diariamente este parámetro hasta que los valores vuelvan a los límites permitidos.

Publicidad