Ley Antitabaco

Tras 15 años de la entrada en vigor de la Ley Antitabaco en España hay 10 millones de fumadores

En España, la adicción al tabaco provoca 60.000 muertes al año. Sanidad quiere redoblar los esfuerzos para luchar contra el tabaquismo.

Publicidad

El 2 de enero de 2011 entró en vigor la reforma de la ley antitabaco, como modificación de la anterior ley antitabaco aprobada el 1 de enero de 2006. Sin embargo, a pesar de la modificación de hace 5 años, la ley ha quedado obsoleta por lo que el Gobierno quiere redoblar los esfuerzos para luchar contra el tabaquismo con una nueva normativa que contempla prohibir fumar en el coche y restringir el uso del cigarrillo electrónico.

¿Qué prohíbe la ley antitabaco?

De acuerdo a la normativa actual, además de no permitirse fumar en los locales de uso público cerrados, en los hoteles se podrá reservar hasta un 30% de habitaciones para fumadores, siempre separadas del resto de estancias.

Tampoco se puede fumar en los espacios al aire libre o cubiertos de centros sanitarios ni en recintos de parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia.

Asimismo, la ley no contempla la emisión de programas e imágenes en los que presentadores, colaboradores o invitados aparezcan fumando o muestren, directa o indirectamente, marcas o logotipos asociados a productos de tabaco.

La única excepción se contempla en los centros de internamiento penitenciario y psiquiátrico y en zonas y habitaciones delimitadas en residencias de mayores.

Sanciones de hasta 600.000 euros

Incumplir algunas de estas medidas conlleva una serie de sanciones. Las de carácter más leve suponen entre los 30 y los 600 euros, las graves conllevan una multa de hasta 10.000 euros y las muy graves hasta 600.000 euros.

Miguelturra, el primer pueblo libre de humo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que los fumadores tienen un 50 % más de posibilidades de morir por coronavirus o de ser hospitalizados en unidades de cuidados intensivos.

Por esta razón, municipios como Miguelturra, en Ciudad Real, se ha marcado el objetivo de convertirse en un pueblo libre de humo antes de 2030. El Ayuntamiento de este municipio de Castilla-La Mancha ha prohibido fumar en espacios municipales como piscinas, plazas o parques infantiles.

Publicidad