Festivales de verano

12 positivos de coronavirus en la primera jornada del Vida, el festival veraniego sin distancia social

Es el primer festival de verano que se celebra desde que comenzó la pandemia y aunque sus medidas de protección sanitaria sean estrictas, ya se han detectado 10 positivos entre el público y 2 en trabajadores

12 positivos en la primera jornada del Vida, el festival veraniego sin distancia social

Publicidad

Es el segundo año que el coronavirus acompaña al verano y a todos los planes que estén por venir. Sin embargo, la campaña de vacunación ha permitido llegar a tiempo de cara a la nueva temporada y los festivales de verano podrán abrir sus puertas de nuevo. El primero en hacerlo sin distancia social ha sido el festival Vida, en Vilanova i La Geltrú (Barcelona), y en su primera jornada ya ha dejado algún que otro incidente y 12 positivos en coronavirus.

En los últimos días, con la incidencia acumulada disparada en varios territorios del país y muy elevada a nivel nacional en comparación con lo que venía registrándose, hay quien se cuestiona si la restricciones para prevenir los contagios se han levantado demasiado pronto. La vuelta del ocio nocturno, los permisos de movilidad y el fin del curso escolar está provocando una regresión en el número de contagios a nivel nacional, especialmente entre los más jóvenes. Pese a ello los planes previstos de cara al verano continúan hacia delante y el festival Vida ha dado el pistoletazo de salida, que ya se cobra 12 positivos en coronavirus: 10 asistentes y 2 trabajadores.

Durante su primera jornada, ayer jueves, se realizaron hasta 8.000 pruebas de antígenos como método de prevención antes de entrar a la zona establecida para los conciertos que se celebrarán sin distancia de seguridad aunque con mascarilla obligatoria. Se trata del primer gran festival multitudinario en hacerlo y se ha fijado en el ensayo que se hizo también en Barcelona en el concierto de Love Of Lesbian el pasado mes de marzo.

Un problema informático provoca retrasos de hasta 3 horas

Para realizar las pruebas de antígenos, el festival dispone de una nave de 10.000 metros cuadrados que en un principio, debería ir realizando unos 1.500 test cada hora. De esta manera, la afluencia de personas se minimizaría, las colas para entrar en los concierto previstos no se colapsarían y, aunque en un principio se espera que casi todos sus asistentes sean negativos, se evitarían riesgos de contagios. Sin embargo, durante su primera jornada ha ocurrido todo lo contrario.

Según han explicado los organizadores, "una incidencia en la aplicación" utilizada para recoger los datos del público ha provocado colas de hasta tres horas y muchas personas no llegaron a tiempo para disfrutar del primer concierto del festival.