121.002500

Publicidad

Meningoencefalitis vírica

12 de los 19 enfermos de meningoencefalitis vírica en Sevilla dan positivo al virus del Nilo

De los 19 pacientes con meningoencefalitis vírica, 12 han dado positivo en fiebre del Nilo mientras que no se tienen todavía los resultados de los demás. Además, ya hay siete personas ingresadas en la UCI.

La Junta de Andalucía ha confirmado este jueves que 12 personas de la provincia de Sevilla han dado positivo en fiebre del Nilo después de que este miércoles informase de que se había declarado 19 casos de meningoencefalitis vírica en la provincia de Sevilla, todos ellos en los municipios de Puebla del Río y Coria del Río, dentro de las marismas del Guadalquivir.

Además, 17 de estos casos se encuentran ingresados, siete de ellos en UCI, dos más que el día de ayer.

Según la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, 12 de las muestras analizadas de los enfermos en el laboratorio Virgen de las Nieves han dado positivo a fiebre del Nilo. Las otras pruebas están pendientes de resultado, por lo que no se descarta que esta cifra pueda aumentar.

"Al conocerse el resultado de las pruebas se ha activado inmediatamente el protocolo que, entre otras medidas, conlleva acciones de control medioambiental que incluye fumigación de las zonas afectadas", señala la Junta de Andalucía en una nota de prensa.

Extremar precauciones contra picaduras

Desde el Servicio de Vigilancia Epidemiológica se indica que "no hay transmisión de persona a persona y que dicha transmisión es por picadura".

Así, se recomienda prevenir las picaduras de insectos aumentando las precauciones, usando telas mosquiteras en ventanas y puertas, intentando no permanecer al aire libre entre el atardecer y el amanecer, procurando dejar la luz apagada y siguiendo diariamente una correcta higiene corporal.

Además, se deben evitar los perfumes, que normalmente atraen a los insectos, y se recomienda usar ropa que cubra lo máximo posiblela piel, sacudiéndola siempre antes de usarla si se ha tendido en el exterior. Los repelentes de insectos también se pueden emplear, pero siguiendo estrictamente las normas de uso de cada uno de ellos y la frecuencia con la que se debe utilizar según el fabricante. Si se va a hacer una exposición al sol, la crema solar se debe aplicar primero para, 20 minutos después, proceder a poner el repelente.

Publicidad