Mercadona

¿Ayudan a adelgazar los nuevos chicles de Mercadona?

Mercadona ha sacado a la venta unos chicles que dicen contribuir al "metabolismo normal de las grasas", es decir, a adelgazar. Pero, ¿funcionan realmente?

Chicles de Mercadona

Publicidad

Como tantas otras veces, la cadena de supermercados Mercadona ha sacado a la venta un nuevo producto revolucionario que ha llenado las redes sociales llenas de preguntas y, a muchos, con ganas de comprobar si realmente funciona lo que dice vender. Se trata de unos chicles "reductores", a base de zinc y probióticos, pero ¿funcionan realmente como adelgazantes?

Chicles con manual de instrucciones

A simple vista parecen unos simples chicles de sabor a menta. Sin embargo, este nuevo producto de Mercadona trae 'manual de instrucciones'. Para que el efecto reductor se cumpla, y sus funciones activen nuestro metabolismo, es importante comerse dos al día, estas pueden ser en diferentes momentos o de una misma vez, y mínimo masticar durante 6 minutos.

Sin embargo, tan solo hace falta irse a la lista de ingredientes de los chicles de Mercadona para comprobar la veracidad de lo que están vendiendo. El principal ingrediente son los edulcorantes, por lo que empieza mal. Si bien es cierto que no contiene azúcares añadidos, pero el uso de casi totalitario de edulcorantes no aporta ningún beneficio a la salud.

Entre otros ingredientes añadidos como la glicerina o espesantes, encontramos el bifidobacterium lactis BPL1 y el citrato de zinc.

Zinc y probióticos

El zinc es un mineral que contribuye al normal metabolismo de las grasas y ha sido esto lo que ha permitido etiquetar los chicles de Mercadona como 'adelgazantes', sin embargo, no lo convierte en un producto que vaya a hacerte perder peso realmente, y estaríamos hablando de publicidad engañosa. Sin embargo, un puñado de almendras contienen una gran cantidad de zinc -entre otras propiedades- mucho más saludables.

Por lo tanto, que algo contribuya al normal funcionamiento del metabolismo, no implica que tenga efecto "reductor" como se puede ver en el envase de los chicles del Mercadona.

Mejor un yogur natural

Además, contiene bifidobacterium lactis BPL1, es decir, probióticos. Un yogur natural o el kéfir, contienen una mayor cantidad de estas bacterias mucho más beneficiosas para la salud, y también más saciantes que un chicle.

Por lo tanto, tampoco le podemos atribuir a este producto beneficios digestivos puesto que el potencial efecto de estos probióticos muy probablemente quedaría eclipsado por el impacto negativo que tienen los edulcorantes que aparecen en la composición de estos chicles de Mercadona.

Publicidad